JALDO ANUNCIÓ PAGO DE BONO A DOCENTES Y APORTES A ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS PRIVADOS

 


El bono a docentes privados se pagará en tres cuotas en los meses de diciembre de 2022, enero y febrero de 2023, en beneficio del personal directivo, docente y auxiliar de dichas instituciones.

El gobernador, Osvaldo Jaldo, firmó acuerdos con representantes de instituciones educativas de gestión privada incorporadas a la enseñanza oficial, cooperativas educativas y jardines maternales registrados por el cual la provincia otorgará un subsidio destinado al pago de una ayuda social de $ 60.000 por agente pagadero en tres cuotas en los meses de diciembre de 2022, enero y febrero de 2023, en beneficio del personal directivo, docente y auxiliar de dichas instituciones. Esto significará una inversión de $367 millones de la provincia que alcanzará a 7.500 trabajadores. 

Además se convino otorgar aportes estatales al Instituto Privado Soem Capital Tucumán, como a instituciones educativas de gestión privada y de gestión cooperativa.

De esta manera, se aumentarán los aportes económicos de la Provincia a cada institución. En ese sentido, a lo que ya aporta el Gobierno se suman estos nuevos aportes para que los educadores puedan cobrar sus sueldos en tiempo y forma. Para 2023 se sumarán 500 millones de pesos al año más para distribuir entre los colegios.

El sector está integrado por 198 instituciones públicas de gestión privada en Tucumán que brindan educación a 120.000 alumnos y representan al 23% del sistema educativo.

Así lo hizo el Gobernador junto al vicegobernador, Sergio Mansilla; el vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado; el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer; la vicepresidenta de la Comisión de Educación de la Legislatura, Adriana Najar; el obispo de Concepción, José Díaz y delegado episcopal de Educación, Daniel Alberto Nacusse; la secretaria general de la Gobernación, Silvia Pérez; el ministro del Interior, Miguel Acevedo; el presidente del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina; el secretario de Estado de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Desarrollo Productivo, Eduardo Castro; y el intendente, Darío Monteros.

Al respecto, Jaldo explicó: “hicimos un reconocimiento a las instituciones educativas de gestión privada que contienen a 120.000 alumnos. Establecimientos que prestan servicio educativo y que también tienen una fuerte inserción social, con lo cual se les hace un poco pesada la cuestión económica. En este sector tenemos casi 7.500 docentes, por eso, en agradecimiento hacemos un reconocimiento a su labor y transferimos recursos a los establecimientos privados para que los maestros puedan cobrar el bono en diciembre, enero y febrero. De esta manera, los equiparamos a lo que cobran los docentes públicos por una cuestión de equidad y justicia”.

Asimismo dijo que como los establecimientos privados “no pasan por un buen momento” económico, “en el presupuesto 2023 asignamos una partida presupuestaria anualizada que sumará $500 millones más que se volcará en colegios parroquiales, cooperativos y con una fuerte inserción social que por ahí no les alcanza y se atrasan en los salarios, aportes previsionales e impositivos, y que les está costando abrir las puertas. Por eso, el Gobierno hoy hizo este anuncio que nosotros entendemos es una gran ayuda para que la mayoría de los colegios solucionen sus problemas financieros”.

Lichtmajer afirmó que luego de los educadores del sector público cobrarán la ayuda económica 7.500 docentes de establecimientos de educación privada de la provincia, entre cooperativos, parroquiales, jardines maternales que percibirán el bono de $60.000 que se pagará en tres partes: 25.000 en diciembre, 25.000 en enero y 10.000 en febrero.

“Eso significa una inversión de $369.962 millones que la provincia hace y que va directamente al bolsillo de la docencia privada”, remarcó Lichtmajer y añadió: “El Gobierno da un gesto de apoyo para cerrar bien el 2022 y empezar bien el 2023”.

Para el titular de Educación, “esto es un hecho de justicia, reconocimiento y para valorar que, luego de atravesar momentos muy difíciles en lo económico durante la pandemia hoy podemos decir que pasamos toda esta situación sin que cierre ningún colegio de gestión privada y sin que se pierda una fuente de trabajo”.

Actualmente, dijo el ministro, “tenemos una curva ascendente en la matrícula de los establecimientos y eso hace que la presencia del Estado sea mayor sin hacer distinciones”.

Y concluyó: “Se hace un inversión en aportes a las instituciones para que puedan sostener las planillas salariales. Esto impactará en un monto del orden de los $500 millones en el Presupuesto 2023 que van directamente a los docentes”.

Por su parte, monseñor José Antonio Díaz afirmó: “Este es un paso de reconocimiento a los docentes y de los ámbitos de gestión privada. Es un gran avance”.

“Para nosotros es una alegría que el Estado reconozca el valor de la educación privada porque amplía las posibilidades que tienen las familias para elegir la educación de sus hijos”, cerró.

En el acto también estuvieron presentes secretarios gremiales de SADOP, Sindicato Argentino de Docentes Privados, ASIPET, Asociaciones de Instituciones Privadas Educativas de Tucumán, CONSUDEC, Consejo Superior de Educación Católica, Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de Argentina, Federación de Cooperativas de Educación de Tucumán, Asociación de Jardines Maternales de Tucumán y Sindicato de Obreros y Empleados Municipales.

Los acuerdos

Entre la rúbrica de las actas, el punto más sobresaliente es que la Provincia se comprometió a otorgar a las instituciones educativas de gestión privada incorporadas a la enseñanza oficial, cooperativas educativas y jardines maternales registrados un subsidio destinado al pago de una ayuda social de $ 60.000 por agente pagadero en tres cuotas en los meses de diciembre de 2022, enero y febrero de 2023, en beneficio del personal directivo, docente y auxiliar de dichas instituciones.

Fue rubricado por el Mandatario tucumano y por el presidente del Consejo Superior de Educación Católica (CONSUDEC), Pablo Graffigna; el presidente de la Asociación de Instituciones Privadas Educativas de Tucumán (ASIPET), Alberto Escaño; la presidenta de la Asociación de Jardines Maternales Registrados, Nieves Martínez; la representante de Cooperativas Escolares, Fabiola del Rosario Astorga y el coordinador de la Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de la Argentina (FAERA) Delegación Tucumán, Damián Ruiz. 

Por otro lado, la Provincia se comprometió a otorgar aporte estatal al Instituto Privado Soem Capital Tucumán, establecimiento educativo incorporado a la enseñanza oficial. La rúbrica fue realizada por el Gobernador y el secretario general del Soem, Osvaldo Javier Acosta.

También la provincia acordó con autoridades eclesiásticas otorgar un aporte estatal a los establecimientos parroquiales: Colegio Nuestra Señora de Luján, Colegio San Vicente de Paul, Colegio Nuestra Señora de Fátima, Escuela de Manualidades San Roque, Escuela Santísimo Sacramento, Colegio Parroquial El Salvador, Escuela de Manualidades María Reina, Escuela Social de Cultura Católica Nuestra Señora del Valle, Colegio San Pablo Apostol, Escuela Parroquial Dean Salcedo, Escuela Parroquial Villa del Carmen, Instituto San José de Bella Vist, Instituto Técnico Belgrano, Instituto Privado San Joaquín, Instituto Agrotécnico 20 de Junio, Instituto Padre Manuel Ballesteros, Escuela Parroquial Nuestra Señora de las Mercedes y el Instituto La Asunción - Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe.

Asimismo, la Provincia acordó otorgar aporte estatal a instituciones educativas de gestión privada, entre ellas: Instituto Mark Twain, Instituto de Ciencias Empresariales, Instituto Cristo Redentor, Escuela Especial El Taller, Instituto San Martin de Porres, Escuela de Artes y Oficios Obispo Colombres,  Colegio Juan B. Justo, Instituto Superior de Formación Sisaiani, Instituto Santa Inés, Fundación Juan XXIII, Instituto Tucumano de Enseñanza Personalizada, Escuela El Portal, Instituto Puente,  EDAPL Instituto San Pablo, Instituto Juan Pablo 11, Colegio Santísima Trinidad, Colegio Los Arcos, Instituto San José de Calasanz, Colegio de la Santa Cruz, Cy P Soft, Colegio Suizo, Colegio San Matías, Colegio Santa Catalina. El acta fue firmada por el Gobernador y los representantes de las instituciones Alberto Escaño, Ricardo Cangemi y Juan Carlos Manca.

Por último, la Provincia se comprometió a otorgar aporte estatal a establecimientos educativos de gestión cooperativa, entre ellos: Instituto Agrotécnico Obispo Colombres, Instituto Privado de Tucumán, Escuela Bilingüe Argentino Italiano Galileo Galilei, Colegio Cooperativo Jesús Sembrador, Instituto Martin Miguel de Güemes, Colegio Cooperativo Nuestra Señora de Lourdes, Centro de Altos Estudios, Colegio Divina Misericordia, Instituto Superior de Psicología Social, Instituto Profesorado de Educación para el Progreso,  Colegio Cooperativo Jesús Misericordioso, Instituto San Luis Gonzaga, Instituto Agrotécnico La Candelaria, Colegio Cooperativo Padre Gregorio de Jesús Díaz, Colegio Nuestra Señora de Itatí e Instituto San Isidro. El documento fue rubricado por el Gobernador y Fabiola del Rosario Astorga, en representación de las Cooperativas Escolares que funcionan en la Provincia de Tucumán.

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI