UN NUEVO ANTICONCEPTIVO MASCULINO PODRÍA ESTAR MÁS CERCA GRACIAS A ESTA PÍLDORA SIN HORMONAS

 En realidad este anticonceptivo masculino se ha probado solo en ratones, pero los resultados han sido tan buenos que pronto se empezarán los ensayos clínicos con humanos.




La búsqueda del anticonceptivo masculino está siendo casi tan dura como el periplo de Frodo Bolsón para llevar el anillo único al Monte del Destino. Son muchos los científicos que se han unido a este viaje, que a menudo debe detenerse antes de llegar ni siquiera a los ensayos clínicos en humanos. Por eso, cuando alguien llega al menos a este punto es una gran noticia. Y eso es precisamente lo que ha logrado un equipo de científicos de la Universidad de Minnesota, con un fármaco que además no es hormonal, por lo que se reducen muchos los efectos secundarios.

Han presentado sus resultados en la reunión de primavera de la Sociedad Americana de Química, que se está llevando a cabo esta semana. De momento solo han probado su anticonceptivo masculino con ratones. No obstante, los resultados han sido tan positivos que ya tienen planeado empezar los ensayos clínicos con humanos en el tercer o el cuarto trimestre de 2022.

La eficacia en los ensayos con animales no siempre se extrapola a humanos, por lo que debemos ver los resultados de su trabajo con cautela. Sin embargo, dado lo difícil que está siendo llegar hasta un anticonceptivo masculino más allá de preservativos o vasectomía, hay motivos para seguir sus avances con prudente optimismo.

La carrera hacia el anticonceptivo masculino

Píldoras, parches, dispositivos intrauterinos, preservativos vaginales y, por supuesto, la ligadura de trompas. Son muchas las opciones anticonceptivas de las que disponen las personas con vagina. Sin embargo, el abanico de posibilidades como anticonceptivo masculino es mucho más reducido.

De momento solo existen el preservativo y la vasectomía. Ambas son buenas opciones, pero cuentan con ciertos inconvenientes. El primero tiene un porcentaje de eficacia altísimo y además es el único que también previene las infecciones de transmisión sexual. No obstante, algunas personas se quejan de que les resulta incómodo. Además, si bien es muy raro y a menudo ocurre porque se ha puesto mal, puede romperse.

En cuanto a la vasectomía, su mayor inconveniente es que no deja de ser una intervención quirúrgica. Mucho más sencilla que la ligadura de trompas, sí, pero una cirugía. Además, en un principio es irreversible. Puede hacerse reversible, pero para eso se necesita una nueva operación, que no siempre funciona.

De momento hay algún que otro anticonceptivo masculino que podría unirse a esta corta lista, por estar en fases muy avanzadas de investigación. Por ejemplo, en la India se anunció en 2019 la culminación de los ensayos clínicos en humanos de un fármaco de este tipo. El problema es que se trataba de una sustancia que debía inyectarse en los conductos deferentes masculinos, con anestesia y bajo supervisión médica. Vamos, no dista mucho de la complejidad de la vasectomía. Y, además, aún no ha empezado a comercializarse, por lo que seguimos en el mismo punto.

Uno de los anticonceptivos masculinos cuya investigación ha dado más que hablar es vasalgel. Se trata de un gel que se inyecta también en los conductos deferentes y que en su día dio buenos resultados en animales. ¡Incluso se ha investigado una especie de interruptor que abre y cierra la salida de semen! Pero nada de esto ha terminado llegando a buen puerto. Por no hablar de que la mayoría son muy incómodos para quienes los usen.

Por eso, se tiende a buscar un anticonceptivo masculino que sea equiparable a la píldora o los parches femeninos. De momento ya se ha hablado de la posibilidad de una píldora masculina; aunque, según las predicciones, habría que esperar hasta finales de esta década para tenerla disponible. Esas eran las predicciones antes de la pandemia de COVID-19, ¿quién sabe si la fecha no se pospondrá más todavía?

Md Abdullah Al Noman

Las ventajas de un fármaco no hormonal

Incluso si se llegara a esa ansiada píldora masculina hay que tener en cuenta que la mayoría que se están investigando se basan en hormonas, por lo que pueden generar muchos efectos secundarios.

De hecho, en 2016 tuvieron que detenerse los ensayos clínicos de una combinación de noretisterona y testosterona por los graves efectos secundarios que presentó. Entre ellos, los más preocupante fue un deterioro del estado de ánimo que incluso llevó a uno de los participantes al suicidio. 

Por eso, lo ideal sería un anticonceptivo masculino cuyo mecanismo de acción no estuviese basado en las hormonas. Y eso es lo que han logrado estos científicos de la Universidad de Minnesota. Partieron de estudios previos en los que se investigaba el papel de un grupo de proteínas, conocidas como receptores de ácido retinoico. El ácido retinoico es un derivado de la vitamina A que interviene en multitud de mecanismos. Entre ellos se encuentra el correcto desarrollo de los espermatozoides. Por eso, si no tiene un receptor al que unirse, no podrá llevar a cabo su función y no se generarán espermatozoides. 

Anteriormente se había investigado la posibilidad de desarrollar un anticonceptivo masculino basado en los tres tipos de receptores de este tipo que existen: alfa, beta y gamma. No obstante, si se bloquean los tres se dan más efectos secundarios. Los autores de este último trabajo comprobaron que si solo se bloqueaba el alfa se obtenían resultados muy positivos y se reducían drásticamente los efectos adversos. Por eso, estudiaron minuciosamente la estructura de las tres proteínas, en busca de un método para bloquear selectivamente al receptor de ácido retinoico alfa (RAR-α).

El resultado fue un fármaco que bautizaron como YCT529. Una vez sintetizado, procedieron a administrárselo por vía oral a un grupo de ratones macho, que luego se pusieron a aparearse normalmente con hembras. Se comprobó que cuatro semanas después se redujo drásticamente el conteo de espermatozoides y que se evitó el embarazo con un 99% de efectividad. Además, vieron que el efecto desaparecía de cuatro a seis semanas después de dejar de administrarlo, por lo que era totalmente reversible.

Hay que volver a recordar que este anticonceptivo masculino se ha probado solo en ratones. Pero también es importante reconocer que tiene todo lo que un fármaco de este tipo necesita. Solo falta saber qué tal se comporta con los humanos. Estaremos atentos. 

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI