El Fondo Monetario Internacional expresó este viernes que “hubo avances en el trabajo técnico” entre la delegación argentina y el equipo del organismo como parte de sus discusiones para alcanzar un programa para la reestructuración de la deuda por US$ 45.000 millones, tras una semana de negociaciones.

“Los equipos analizaron los desarrollos económicos recientes y discutieron las perspectivas de crecimiento, inflación y la balanza de pagos de Argentina”, afirmó el FMI mediante un comunicado, en el que señaló que “si bien serán necesarias más discusiones, el equipo del FMI y las autoridades argentinas siguen plenamente comprometidos con su trabajo conjunto”.

El equipo del FMI, encabezado por Julie Kozack, subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, y Luis Cubeddu, jefe de misión para Argentina, se reunió del 5 al 10 de diciembre en Washington DC con una delegación técnica del Ministerio de Economía y del Banco Central de la Republica de Argentina (BCRA).

El paso siguiente será que el entendimiento se discuta en el Congreso, de manera que cuente con un apoyo político y social, y luego en el Directorio del organismo multilateral.

Lo que también se anticipa es que la conducción del FMI analizará durante la semana del 20 de diciembre, los resultados de una evaluación interna del programa anterior, que fue suscripto por el expresidente Mauricio Macri y que se encuentra suspendido desde los últimos meses de 2019.

Al concluir las reuniones, el equipo de del FMI afirmó en un comunicado que “hubo avances en el trabajo técnico entre la delegación argentina y el equipo del FMI como parte de sus discusiones para alcanzar un programa respaldado por el FMI”.

Los equipos reconocieron la recuperación más fuerte de la esperada en la actividad económica y la inversión este año y la importancia de un marco de políticas para sostener de manera duradera la recuperación económica y las mejoras en las condiciones sociales y laborales”, señaló el organismo.

En este sentido, indicó, “hubo un entendimiento general sobre la necesidad de mejorar de manera gradual y sostenible las finanzas públicas, dando lugar al mismo tiempo a las tan necesitadas inversiones en infraestructura, tecnología y gasto social focalizado”.

En relación con la inflación, consideró que “requiere un enfoque múltiple que implique una reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal, una política monetaria adecuada con tasas de interés reales positivas y una coordinación de precios y salarios”.

Para el FMI, “esto también debe estar respaldado por políticas para acumular reservas internacionales, incluyendo mediante la promoción de la inversión extranjera directa y las exportaciones, que crecieron de manera muy sólida este año, especialmente en los sectores de valor agregado”.

Antes de la evaluación del préstamo otorgado durante el gobierno de Cambiemos, el directorio del Fondo debatirá el lunes la política de sobretasas que aplica el organismo, otro de los pedidos formulados por la Argentina que sumó el respaldo de los países que integran el G20 y de otros foros multilaterales.

La importancia de esta cuestión radica en que una disminución en las sobretasas podría ayudar a la Argentina a disminuir en el futuro el costo de financiamiento del nuevo programa que alcance con el FMI.

El gobierno de Mauricio Macri contrajo en 2018 con el Fondo una deuda por un monto total de US$ 57.100 millones, aceptando una mayor tasa de interés por haber recibido un monto que superaba su cuota dentro del organismo multilateral. Esta sobretasa o sobrecargo representa para el país unos US$ 1.000 millones anuales.

Fuente: https://www.tvpublica.com.ar/

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI