FAMILIAS CAMPESINAS SALTEÑAS INAUGURAN EL PRIMER MATADERO PROVINCIAL

 

Un grupo de 20 productores instaló el primer y único matadero para pequeños rumiantes y camélidos en Salta. El empredimiento permite abastecer a carnicerías, restaurantes y mercados populares y potenciará la venta de carne junto con otros productos de la agricultura familiar.

Ubicados en lo profundo de los multicoloridos Valles Calchaquíes en Salta, un grupo de familias campesinas –unidas en la Cooperativa Agropecuaria y Forestal Bresec y el Centro Vecinal de Tomuco– instaló el primer y único matadero para pequeños rumiantes y camélidos de la provincia. 

Se busca potenciar la venta de carne junto con otros productos de la agricultura familiar lo que además les permitirá vincularse con la promoción turística de la localidad.

“Seclantás fue catalogado como uno de los seis lugares mágicos de Salta, se encuentra sobre la mítica ruta 40 –que en esa zona es de ripio– a 35 kilómetros de Cachi, uno de los puntos turísticos más populares de la provincia”, describió Paula Olaizola, jefa de la agencia de extensión del INTA en esa localidad, y añadió: “Está a 2.500 metros de altura, en medio de los Valles Calchaquíes y es uno de los pueblos mejor conservados de Salta”.

Unidos en la Cooperativa Agropecuaria y Forestal Bresec y el Centro Vecinal de Tomuco, 20 pequeños productores del departamento Molinos consolidaron la organización Comunidades Unidas de Molinos (CUM) y, desde hace casi 20 años, trabajan para resolver progresivamente las demandas del sector. 

De hecho, hace nueve años habían inaugurado el primer matadero municipal habilitado para la faena de pequeños rumiantes y, este año, lograron, mediante un convenio con la Dirección de Ganadería de la provincia de Salta y, con el acompañamiento de la Agencia de Extensión Rural del INTA Seclantás, establecer el primer y único matadero de carácter provincial. 

“El abastecimiento de cabritos y corderos en la provincia de Salta viene de Santiago del Estero y eso implica que el costo de la carne sea muy alto”, explicó Olaizola y agregó: “La posibilidad de inaugurar el primer matadero provincial permite abastecer a las carnicerías y restaurantes, pero también a los mercados populares”.

En esa línea, la especialista señaló que “el capón de cordero y el capón de cabrito, que se consumen mucho entre familias campesinas, es una oportunidad para garantizar carne de calidad a un precio accesible”, y aseguró que “el matadero abre toda una posibilidad de fortalecimiento desde la producción primaria en relación al abastecimiento de corderos y cabritos en distintos formatos, pero también de llamas”.

En 2012, la apertura del matadero municipal trajo consigo una demanda importante de ampliación de esa planta de faena, en tanto los productores de la organización CUM concentraban el 33 % de las cabezas caprinas y el 22 % de las cabezas ovinas de toda la provincia. Esto posibilitó la gestión de varios fondos de financiamiento que permitieron, por ejemplo, la adquisición de una cámara frigorífica.


 

Al mismo tiempo, en Seclantás, se abrió una carnicería llamada “La Solidaria”, que comenzó a comercializar la carne vacuna de la zona –que es criolla– y permitió bajar el precio, que era alto porque las carnicerías locales se abastecían desde Salta. Además, “con un claro rol social enmarcado en los principios de solidaridad, equidad e inclusión social, también empezaron a vender carne a escuelas de la localidad para garantizar una alimentación saludable para niños y niñas”, precisó Olaizola.

Fuente: Todo Agro

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI