EL PAPA RECORDÓ A LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO

"Estas cosas pueden volver a suceder", advirtió Francisco esta mañana con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

El papa Francisco se sumó hoy, Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, proclamado por la Asamblea General de la ONU para conmemorar la liberación en 1945 del Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau, en Polonia, con un mensaje pronunciado al finalizar la audiencia general en la Biblioteca del Palacio Apostólico.

“Hoy, aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, se celebra la Jornada de la Memoria. Conmemoramos a las víctimas de la Shoah, y a todas las personas perseguidas y deportadas por el régimen nazi”. 

“Recordar -dijo-es una expresión de humanidad. Recordar es signo de civilización. Recordar es condición para un futuro mejor de paz y fraternidad”.


El Santo Padre señaló que “recordar también es estar atentos, porque estas cosas pueden suceder de nuevo. Comienzan con propuestas ideológicas que quieren salvar un pueblo y terminan destruyendo al pueblo y a la humanidad. Estar atentos a cómo comenzó este camino de muerte, de exterminio, de brutalidad”.

El 27 de enero de 1945, las tropas soviéticas del Ejército Rojo derribaron las puertas de Auschwitz, revelando así al mundo, por primera vez, la realidad del genocidio en todo su horror. Esa fecha fue elegida por la Asamblea General de las Naciones Unidas para el "Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Shoá".

Este aniversario fue establecido el 1 de noviembre de 2005 por las Naciones Unidas con la Resolución 60/7. Una decisión tomada en un año significativo: el sexagésimo aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial. 

El primer país en tener un día nacional de conmemoración fue Alemania, hace exactamente veinticinco años: fue en 1996, y también entonces se eligió el 27 de enero.

Según se explica en el sitio web del memorial de Auschwitz, 1 millón 300 mil personas fueron deportadas a este campo de concentración por parte del régimen nazi. De ellas 900.000 personas fueron asesinadas en cámaras de gas e incineradas en los hornos crematorios nada más ingresar en el campo.

Aquellos que no eran asesinados nada más llegar, eran sometidos a un régimen de esclavitud y trabajos forzados. El 50% de ellos murió de hambre, enfermedades o asesinatos.

EL campo de concentración de Auschwitz se encuentra a unos 70 kilómetros de Cracovia y se divide en dos instalaciones, Auschwitz I y Auschwitz-Birkenau.

Uno de los prisioneros más conocidos del campo de concentración de Auschwitz fue San Maximiliano Kolbe, sacerdote miembro de la orden de los frailes menores conventuales que murió mártir al ofrecer su vida a cambio de la de un padre de familia condenado a muerte.

Fuente: AICA

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI