LA CCC, CORRIENTE CLASISTA Y COMBATIVA, CUMPLIÓ 26 AÑOS

Nació un 6 de noviembre, en 1994. Era la época del menemismo y las consecuencias de sus políticas ya eran notorias a lo largo y a lo ancho del país. La resistencia a esas políticas llevó a que un sector importante de luchadores y organizaciones sindicales y populares comenzaran a unirse en la lucha para enfrentar ese modelo. 

Se estaba gestando la Marcha Federal. Entre el 3 y el 12 de julio de 1994 cuatro columnas regionales marcharon a lo largo y a lo ancho del país. Provenían de la Patagonia, el Litoral, el Noroeste y Cuyo convergieron en Buenos Aires en un acto central en Plaza de Mayo, con más de 50.000 personas. 

La convocatoria, impulsada por la CTA, el MTA y la CCC y respaldada por nucleamientos de pequeños y medianos empresarios, la FUA, organismos de Derechos Humanos, partidos políticos y seccionales de gremios y regionales de la CGT, tuvo como eje el repudio a la política económica, la flexibilidad laboral y el pacto fiscal.

«La corriente se fundó a posteriori de la primera Marcha Federal contra la política de Menem. Fue en el histórico Salón Verdi del barrio de La Boca», señala Mariano Sánchez, dirigente de los Jubilados de la CCC y uno de los protagonistas del ’94.

Juan Carlos Alderete afirmó que «debíamos fundar una nueva organización sindical en donde agregamos la palabra Combativa porque en esa corriente además de los clasistas habia peronistas, radicales, etc. que coincidiamos en el modelo sindical que levantabamos. En mayo de 1994 tuvimos el primer plenario, en donde confluimos con varios sindicalistas y compañeros que nos unimos en la nueva etapa del país en un plan de lucha contra la política de Menem. La primera expresión de esto fue la Marcha Federal en junio de 1994 junto a la CTA, la CGT, el MTA. Con los compañeros Ubaldini, Palacios y Hugo Moyano. La CTA en esa época dirigida por Víctor De Genaro«.

Jorge Smith, a su vez, remarca que «nosotros tenemos el orgullo de decir que fuimos los que iniciamos los piquetes obreros después del golpe, siguiendo la tradición de los piquetes del movimiento obrero en la historia Argentina. Y los inauguramos en 1991 con los trabajadores estatales de Jujuy, y con los trabajadores municipales de Güemes (Salta) del compañero Caliva; y el piquete que realizamos los compañeros del Astillero Río Santiago«. «Todo esto entre los meses de junio y julio de 1991, incluso antes que Cutral-Có». «Esa es la historia de luchas donde incidió la Corriente Clasista y Combativa en el movimiento obrero«, señala Smith.

«Se incorporaron distintos sectores en el Salon Verdi en el año 94«, rememora Mariano Sánchez. «Predominaban los sectores de trabajadores ocupados y se incorporó un pequeño sector de jubilados«. El desarrollo de los movimientos desocupados «fue posterior, en lo cuál la CCC fue promotora principal, esto se dio después de la politica de Menem, en donde hubo un aumento de la desocupacion«. «Fue a finales de la década que se constituye con el avance de la desocupación y de la pobreza, la vertiente de los desocupados», afimó Sánchez.

«La historia de la Corriente Clasista y Combativa arranca con las Agrupaciones Clasistas 1º de Mayo de la década del 60 del siglo pasado«, remarca Smith. «Nosotros en la región de La Plata, Berisso, Ensenada y Chascomús tenamos la Agrupación 10 de Junio de los obreros de la Carne, la Agrupación de Estatales que dirigió el Cuerpo de Delegados de Melchor Romero antes del golpe de Estado y pasado el golpe se fueron transformando esas agrupaciones en lo que es hoy la Corriente Clasista y Combativa conformada por los tres torrentes como entendemos nosotros que es el movimiento obrero: los obreros ocupados, los obreros desocupados y los obreros jubilados», señaló el dirigente del Astillero Río Santiago.

Juan Carlos Alderete señala que «varios de los que fundamos la Corriente Clasista y Combativa venimos del sindicalismo clasista de los años ’70. Nuestro líder histórico fue René Salamanca quien fue tan escondido por los medios y por algunos dirigentes sindicales de la época. Fue el Secretario General del SMATA Córdoba y fue parte de los obreros que protagonizaron el Cordobazo«. «Además Salamanca fue miembro de la CGT junto a Agustín Tosco y Atilio López«.

«La historia, para resumirla, la planteamos en los hechos que produjo esta Corriente en el Movimiento Obrero y que tuvieron una incidencia importante», afirma Jorge Smith: «Arrancando en el SMATA Córdoba dirigido por el compañero René Salamanca detenido desaparecido en 1976. Aquí en nuestra zona tuvimos la huelga más larga contra la dictadura: 28 días en el frigorífico Swift de Berisso con la traición del dirigente Héctor Guana del Sindicato de la Carne; tuvimos la ocupación de la fábrica Ford, que demostró que los obreros pueden producir sin estar apretados por los patrones produciendo autos en la época de Alfonsín; la histórica lucha de los obreros de Terrabussi y Kraft, hoy Mondelez, que en el año 2009 con el kirchnerismo enfrentaron los despidos que venían en el medio de esa crisis y tenemos los compañeros del Astillero Río Santiago que fue la unica empresa que el menemismo y los gobiernos posteriores nunca pudieron cerrar ni liquidar, y sacar a las fuerzas de los Albatros de la Marina de la fábrica«.

Mariano Sánchez señala que «los jubilados estámos desde el comienzo en la CCC, cuando un pequeño sector que venían del Movimiento de Norma Plá, se integra a la misma. Y los reclamos de ese momento siguen siendo los mismos reclamos de hoySigue siendo el reclamo y la pelea por una jubilación y obra social digna«.

Finaliza Smith planteando que «nosotros desde la CCC tenemos una línea. Nosotros defendemos los intereses de la clase obrera, defendemos el salario siempre tendiendo a que sea acorde a la canasta familiar total; defendemos la fuente de trabajo; defendemos el patrimonio nacional. Somos una Corriente antiimperialista y al mismo tiempo la CCC lucha porque los principales protagonistas de la lucha de los trabajadores sean los propios trabajadores. Por eso nuestro instrumento prinipal son los Cuerpos de Delegados; así como fue el Cuerpo de Delegados de los obreros del frigorífico en la huelga larga de la dictadura; el Cuerpo de Delegados de Melchor Romero; el Cuerpo de Delegados del Astillero Río Santiago; el Cuerpo de Delegados de Ford y de tantas otras fábricas y reparticiones donde trabaja la Corriente Clasista y Combativa.

Finalmente recuerda Juan Carlos Alderete, la opinión de Otto Vargas, Secretario General del Partido Comunista Revolucionario (PCR), sobre la necesidad histórica de organizar a los desocupados para el mundo que se venía. Nos decía que «teníamos que aprender de lo que pasó en la Alemania de Hitler. Allí los desocupados fueron ganados por el nazismo. Otto comprendió el rol de los desocupados y los jubilados como parte de la clase obrera en la Argentina».

Fuente: cccnacional.com

 

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI