QUÉ ES LA LUMBALGIA Y A QUIÉNES AFECTA

 


Se trata de una patología muy frecuente que afecta tanto a mujeres como hombres. Alrededor del 80 por ciento de la población mundial en algún momento de su vida va a padecer esta enfermedad. Cómo detectarla y qué hacer a continuación.

“La lumbalgia es compleja en cuanto a su definición; es una de las patologías más frecuentes en el área de la traumatología de un ser humano. Se define como el dolor que empieza en la zona lumbar justamente y que se puede irradiar por los glúteos hasta la cara posterior de la rodilla. Hasta el momento, no se sabe bien si es un síntoma o un signo; es decir, cuando hablamos de lumbalgia hay tantas causas que no se sabe si estamos hablando de una causa de un dolor o como cuando uno tiene fiebre que no se conoce exactamente de dónde proviene”, explica el jefe de la Unidad de Patología Espinal del hospital Ángel C. Padilla, doctor Ramiro Barrera.

A su vez, la lumbalgia se puede clasificar en tres tipos según la duración que tiene: aguda, subaguda y crónica. La aguda es aquella que se extiende hasta 3 semanas; subaguda entre 3 semanas y 3 meses; y la crónica después de los tres meses en adelante.

La mayoría de las veces las lumbalgias aparecen por una mala postura o mal esfuerzo; puede ser por estar parados mucho tiempo a veces, cortar el pasto o levantar una maseta pesada. En general los cuadros son benignos, la mayoría de las veces el dolor puede doler de cuatro a diez días, pero no con la misma intensidad del comienzo.

“A los pacientes le causa temor porque el dolor es tan fuerte que los obliga a quedarse en la cama y empiezan a medicarse. En general los estudios de alta complejidad no nos ayudan mucho a diagnosticar un problema de lumbalgia, porque no nos dicen si tiene un desgarro muscular, un desgarro en ligamentos. Hay que hacer reposo uno o dos días, ayudarse de antiinflamatorios si el dolor es muy fuerte y si el dolor no pasa a los pocos días, consultar al médico”, recomienda el especialista.

También advierte que no hay como prevenir de nuevo la lumbalgia, pero sí se sabe que debemos evitar las posiciones viciosas.

“Debemos mejorar la postura, si estas sentado mucho tiempo o parado eso hace mal a la columna, entonces el primer paso es comenzar a hacer ejercicios. Cambiar el hábito suma muchísimo. Lo importante es no dejar que los dolores lleguen a cronificarse. Si el paciente ve que pasan cinco o siete días y el dolor sigue con la misma intensidad, debemos evaluarlo”, sostiene Barrera.

Además, detalla que hace 10 años se comenzó a clasificar a los pacientes en colores según la gravedad de la patología: si tienen un curso benigno de la enfermedad se lo clasifica con el color verde; si el paciente empieza con un dolor que es nocturno, no que cede con nada y se va prolongando en el tiempo, hay que prestar más atención y se lo clasifica con bandera amarilla; y la roja es para pacientes que tienen un dolor que no cede con nada, es constante, están todo el tiempo en reposo y a veces se acompaña con procesos febriles. Estos últimos, subraya, hay que seguirlos de cerca y acrecentar los cuidados.

Actualmente, y debido al impacto de la pandemia, médicos de la Unidad de Patología Espinal del hospital se encuentran trabajando también para asistir a pacientes con coronavirus.

si una persona presenta estos dolores de lumbalgia y es una urgencia podrá ser atendida por la guardia del efector que cuenta con un traumatólogo. Si no es urgente, pueden comunicarse a través de Salud Escucha (0800-4444-999) y pedir un turno con un especialista del Sistema Provincial de Salud.

 

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI