LA MALFORMACIÓN DE LAS OREJAS DE ELFO EN LA VIDA REAL

 Los elfos no existen, pero sí que hay una malformación que se asemeja a las orejas de elfo. Es más común verla en niños, básicamente porque los adultos ya se han operado, y no es grave. De hecho, en bebés puede incluso moldearse sin cirugía.



Últimamente hay un revuelo inmenso en torno a algunas de las decisiones de los creadores de la serie de Los Anillos de Poder. En primer lugar, parece que hay personas a las que les molesta la heroicidad y la fuerza de los personajes femeninos. Esto ya dice bastante de quienes se quejan. Pero ese no es el único conflicto. También hay mucho enfado por la decisión de introducir algunos elfos negros. Porque, claro, en la vida real no hay elfos con la piel de ese color. Dejando las ironías a un lado y haciendo hincapié en que los elfos no existen y que, puestos a fantasear, todo es posible, lo que sí existen en la vida real son las orejas de elfo. Esas típicas orejas puntiagudas pueden darse por la formación de un pliegue adicional en su parte media y son conocidas como orejas de Stahl.

Es más común verlas en niños, básicamente porque es muy sencillo operarlas y lo normal es que no lleguen así hasta la edad adulta. Los elfos, sea cual sea el color de su piel, llevan las orejas puntiagudas con orgullo, pero entre humanos es más común operarlas.

De hecho, cuanto antes mejor. En los bebés ni siquiera es necesaria una intervención quirúrgica, ya que su cartílago es aún muy moldeable. Por lo tanto, se le puede dar la forma deseada sin necesidad de hacer ninguna cirugía. De cualquier modo, la operación que se hace más tarde es una intervención ambulatoria menor y los niños pueden volver a casa prácticamente de inmediato. 

¿A qué se deben las orejas de elfo?

Normalmente, las orejas tienen dos pliegues en el cartílago, llamados crus, uno en la parte superior y otro en la inferior. Las personas con orejas de Stahl, en cambio, nacen con otro más en la parte central. Eso les da el aspecto puntiagudo típico de los elfos.

Puede darse en una o en las dos orejas y no supone problemas de audición ni ningún otro síntoma que revista gravedad. Sin embargo, en la mayoría de casos suele operarse con fines estéticos. Es raro verla en adultos precisamente por ese motivo, ya que generalmente se opera a edades muy tempranas, aunque sí que hay algunas personas que las conservan una vez pasada la infancia.

¿Cómo se opera?

Si las orejas de Stahl se detectan en las primeras 8 semanas de vida, pueden moldearse sin necesidad de cirugía. Esto consiste en colocar unos moldes que se mantienen durante dos meses, para dar al cartílago la forma deseada y corregir ese pliegue extra.

En caso de que se quiera intervenir más tarde, ya sí es necesario recurrir a la cirugía. Es una operación sencilla, aunque los resultados y la mejor forma de proceder pueden variar según la elasticidad del cartílago de cada paciente. En general, se puede hacer con una intervención ambulatoria, que no requiere ingresos, de modo que el niño puede seguir recuperándose en casa.

Y eso sería lo más parecido a las orejas de elfo en la vida real. Es una deformación bastante rara, para la que no parece que haya una mayor predisposición dependiente del color de la piel. Se han detectado casos tanto en personas negras como blancas; por lo que, dado que eso es lo más parecido a los elfos que veremos más allá de la ficción, en Los Anillos de Poder no van tan desencaminados. Dejemos de criticar la fantasía por ser demasiado fantasiosa y centrémonos en vivir nuestra vida real. Nos sorprendería la diversidad que podemos encontrar en ella. 

por Azucena Martín 

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI