LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y POLÍTICAS REALIZARON UNA NUEVA EDICIÓN DE LA MARCHA DE SAN CAYETANO

 

Aglutinadas en la UTEP se movilizaron este domingo organizaciones, desde la iglesia ubicada en Liniers hasta la intersección de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, bajo el lema la "defensa de las históricas banderas de Tierra, Techo, y Trabajo y paz para los argentinos".//Foto Pepe Mateos

Bajo el lema "Pan, paz, tierra, techo y trabajo", las principales organizaciones que participaron de la marcha y el acto fueron la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Somos Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán, el Movimiento Evita y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que se identificaron con las banderas de esa agrupaciones sociales.

Participaron del acto el referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, el subsecretario de Políticas de Integración y Formación del Ministerio de Desarrollo Social y titular del Movimiento Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez, el secretario gremial de la UTEP Gildo Onorato, el diputado del FDT y dirigente de la CCC Juan Carlos Alderete, y los dirigentes de la CTA-Autónoma Ricardo Peidró y Hugo "Cachorro" Godoy, y Juan Gabois.

Durante el acto, que empezó pasadas las 14 en el microcentro porteño, el secretario gremial de la UTEP, Gildo Onorato, sostuvo que "lo que falta no es trabajo sino derechos laborales de la mayoría".

"Si nos movilizamos es porque hay problemas", dijo, pero recordó que los movimientos sociales de la UTEP son "garantes de la paz social" y recordó que las crisis las sufren los sectores más humildes que "se hacen más pobres".



Las consignas fueron "por Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo. Sin poder popular, no hay justicia social". //Foto Pepe Mateos


En un mensaje al Congreso, Onorato le recordó a los diputados y senadores que "votaron una ley que establece un salario social complementario", en referencia a la emergencia social que rige desde 2016.

"De qué planes hablan, esto es trabajo. Y salario, porque reconoce un trabajo social y da cuenta de una tarea comunitaria en los barrios más humildes, y complementarios porque complementa los ingresos. Es lo que ustedes llaman planeros y nosotros decimos trabajadores y trabajadores", enfatizó Onorato. También reclamó: "No estigmaticen, porque cuando ustedes hablan los medios amplifican y la Justicia persigue a los más débiles".

También se tomó un momento para agradecer a la Iglesia: "Parece mentira que reconozca nuestro esfuerzo y trabajo y pelee junto a los más humildes, y a la dirigencia política en su conjunto muchas veces hay que explicarle la diferencia entre una plan social y un trabajo".

Por su parte, el diputado del Frente de Todos (FdT) y referente de la CCC Juan Carlos Alderete, exclamó: "Salimos a la calle una vez más por pan, tierra, techo, trabajo, salud, educación y soberanía nacional para todos los que habitan nuestro suelo".

"Otros sectores quieren sacarnos de la calle. No vamos a aceptar mansamente las injusticias y los sufrimientos que padecemos", dijo y denunció "persecución judicial y mediática" con allanamientos y persecuciones en diferentes provincias, procedimientos que asoció a la "mesa judicial macrista".

En esa línea, Alderete aseguró que hay sectores que se preparan para avanzar con sus planes de ajuste brutal y entrega nacional, y sobre los derechos" de jubilados y trabajadores. Y cargó contra los especuladores que "remarcan los precios" y contra "los terratenientes y agroexportadores que no liquidan la cosecha" porque ellos sí "ganan fortunas".

"El pueblo no puede seguir pagando una fiesta de pocos", remarcó y pidió "medidas que frenen la inflación", como "congelamiento de precios" y la aplicación de la Ley de Góndolas, además de considerar "urgente" la implementación del salario universal.

El acto de cierre se realizó en la esquina de 9 de Julio y avenida de Mayo". //Foto Pepe Mateos


Desde la marcha, Peidró apuntó contra los "formadores de precios y los grupos económicos" y denunció, en diálogo con el medio Canal Abierto, que estos sectores pretenden que "sea a la clase trabajadora a la que se le aplique el ajuste".

En tanto, Godoy, destacó el apoyo de la central obrera a los movimientos sociales y consideró como "imprescindible esta confluencia, esta unidad y esta continuidad del plan de lucha".

"Por eso reafirmar hoy 'Tierra, techo y trabajo' y el Salario Básico Universal (SBU) son claros ejes de una agenda que el Gobierno debe priorizar y la unidad del movimiento popular tiene que lograr que así sea", señaló el dirigente gremial.

Además, analizó que "la situación en términos sociales es más grave aún que la del año pasado" y reclamó un aumento en el Salario Mínimo Vital y Móvil "para garantizar que esté por encima de la inflación este año".

"La fe, la esperanza y la lucha se vuelven a juntar", expresó, por su parte, el secretario general de ATE provincia de Buenos Aires y de la CTA-A bonaerense, Oscar de Isasi, y destacó que la consigna del conjunto de las organizaciones "es unidad y masividad, para poner de pie un proyecto de salida a la crisis basado en la soberanía, el trabajo digno y la producción sustentable". 

También el diputado del FdT e integrante del Frente Patria Grande, Federico Fagioli, afirmó que se busca "construir una Argentina que piense en los últimos", y pidió por la implementación del SBU que, dijo, es una "política de ingreso ante una situación de pérdida del poder adquisitivo y de inflación muy grande".

Si bien algunos sectores de esa organización querían que la movilización "no quede sólo en la 9 de Julio" y que se extendiera hacia Plaza de Mayo, el secretariado de la entidad "decidió por mayoría que la marcha concluya en la esquina de 9 de Julio y avenida de Mayo", donde se hizo el acto de cierre.

Mario Poli: "Cuando se cierran otras puertas, se abren las del santuario"  


El arzobispo porteño revindicó la figura del patrono del trabajo. Foto: Pepe Mateos.

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, exhortó a la feligresía a adoptar "actitudes solidarias y fraternas que nos permitan reconstruir esta Argentina que nos duele a todos", en la misa central que presidió en la mañana del domingo en el marco de la celebración de San Cayetano.


Cientos de personas formaban en la mañana del domingo más de siete cuadras de cola en torno a la parroquia de San Cayetano, de Liniers, que tras dos años de pandemia volvió a abrir sus puertas a la feligresía para celebrar al patrono del pan y el trabajo en un su día.

"Glorioso San Cayetano, que nunca nos falte en nuestra casa el pan y el trabajo", se leía en un gran cartel colocado en frente al templo de la calle Cuzco 150.

El cardenal primado de la Argentina inició su predicación asegurando que "cuando se cierran las puertas" que la gente suele golpear en procura de satisfacer sus necesidades, "se abren las puertas del santuario" de San Cayetano, el patrono del pan y del trabajo que "intercede ante Jesús para que todos reciban las gracias materiales y espirituales que necesitan para seguir caminando".

La celebración

La llamada Fiesta Grande del santuario de Liniers lleva por lema este año "Gracias San Cayetano por acompañarnos, ayúdanos a cuidarnos como hermanos".

Con las tradicionales campanadas, después de que la banda de la Policía Federal tocara el himno nacional, a las 0 de este domingo, los sacerdotes abrieron las puertas de hierro del templo de la calle Cuzco, lo que dio inicio a la festividad católica que se realiza en simultáneo en varias parroquias de todo el país, tras dos años de pandemia en que la celebración no pudo realizarse por cuestiones sanitarias.

Los devotos del santo realizaron este domingo más de siete cuadras de fila en las veredas cercanas al santuario, donde se ubicaron con sillas plegables, ponchos y termos con mate o café, en torno a a los cuales se congregaban grupos de familiares, de compañeros de trabajo o incluso de fieles que se conocen de participar en ediciones anteriores.

En cada cuadra estaba dispuesto un cura de la iglesia para bendecir a los feligreses que acercan sus espigas. 

La historia del Santo

La imagen de San Cayetano, oriunda de Italia, arribó a la zona de Liniers en 1875 con las monjas del Divino Salvador, que fundaron una capilla y un colegio dedicados al patrono de la Providencia, tras lo cual se construyó el templo en 1900 y fue consagrado parroquia en 1913.

La devoción por San Cayetano se hizo popular a partir de la crisis de 1930, cuando ante la desesperación de los sectores obreros, el párroco Domingo Falgioni organizó una pastoral que impulsó la veneración del santo, que comenzó a ser el del "pan y el trabajo".

Las autoridades de la parroquia anunciaron que este domingo habrá misas y bendiciones durante toda la jornada.

Fuente: Telam

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI