GUZMÁN DEFENDIÓ LA SEGMENTACIÓN TARIFARIA Y CUESTIONÓ EL NIVEL DE SUBSIDIOS

 

El ministro de Economía pidió evitar subas en los subsidios al sector energético y aseguró que en ningún país funciona que esas ayudas representen 3 o 4 puntos del Producto Interno Bruto".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, consideró este lunes que las actualizaciones tarifarias de acuerdo a una segmentación de ingresos como propone el Gobierno nacional "le hacen bien al país" y cuestionó el nivel actual de los subsidios energéticos, equivalente a "3 o 4 puntos del Producto", por su impacto en el déficit fiscal, en la víspera de la primera de las tres audiencias públicas para analizar las propuestas de aumento de los servicios de gas y electricidad.

El titular del Palacio de Hacienda remarcó la necesidad de evitar un nuevo incremento en los subsidios al sector energético, que el año pasado superaron el billón de pesosy cuestionó "en qué país del mundo ha funcionado, para encauzar un sendero de desarrollo con inclusión social, tener subsidios energéticos por 3 o 4 puntos del Producto Interno Bruto".

Este martes, a partir de las 10 y a través de la plataforma Webex, se realizará la primera audiencia pública convocada por la Secretaría de Energía para discutir los nuevos precios del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), para la cual el orden del día conformado contempla la participación de 38 expositores, que dispondrán de 5 minutos cada uno.

El miércoles se tratarán los nuevos valores de referencia del Precio Estacional de la Energía Eléctrica (PEST), y el jueves se debatirá la implementación de la segmentación de los subsidios al precio de la energía por parte del Estado Nacional a los usuarios del servicio de gas natural y del servicio de energía eléctrica, para el bienio 2022-2023.

Guzmán remarcó que "el Gobierno ha decidido un curso de acción y se va a seguir con esa base".

Como en anteriores oportunidades, el ministro dijo que "los subsidios energéticos no segmentados, favorecen a los ricos".

Por tal razón, indicó que en el Gobierno están "plenamente convencidos" de que la segmentación tarifaria "le hace bien al país".

Por otro lado, entidades gremiales y asociaciones de consumidores pidieron hoy un "minucioso análisis" y una revisión "a fondo" de los costos de producción de gas y de generación de la energía eléctrica antes de que se defina un eventual aumento de tarifas.

A través de una solicitada publicada en diversos medios gráficos, con el título de "El bolsillo de las y los argentinos no soporta otro aumento de tarifas", dijeron que el valor de éstas debe ser "razonable", con "niveles de ganancias empresariales razonables" también.

La nota fue firmada por la Corriente Federal de trabajadores de la CGT, la CTA de los Trabajadores, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), la Cámara de Empresarios Bonaerenses para el Fortalecimiento de las Cadenas de Valor (Focava), la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), Asociación Civil Argentina de Electrodependientes; la Federación De Trabajadores De La Economía Social (Fetraes); y el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis), entre otros.

"Quitar subsidios para realizar un aumento de tarifas sin analizar de forma minuciosa los costos reales de las empresas, implica consolidar una política que ha sido perjudicial para el pueblo argentino", destaca la solicitada en uno de sus principales párrafos.

En lo que respecta a las audiencias que comenzarán  este martes, para los usuarios residenciales se considerará una "corrección tarifaria relacionada a la evolución de sus ingresos", representado por el coeficiente de variación salarial (CVS), como lo establecía la Ley 27.443, frustrada por el veto total impuesto por la administración Cambiemos, precisó la Secretaría de Energía.

De esta manera, el esquema propuesto para el bienio 2022-2023 contempla que los usuarios de gas beneficiarios de la tarifa social no tendrán otro incremento en su factura este año, y para el 2023, esa corrección será equivalente a 40% del CVS del año anterior.

En tanto, para los beneficiarios de tarifa social de las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur, la nueva corrección tarifaria para 2022 no superará 6%.

Para el resto de los usuarios, el incremento total en la factura para cada año calendario será equivalente al 80% del Coeficiente de Variación Salarial correspondiente al año anterior.

En función de este esquema, para 2022 y considerando la actualización tarifaria realizada en marzo, el incremento propuesto para junio será en promedio de 17% para las tarifas de electricidad de los usuarios del AMBA, y de 21,5% promedio sobre el valor actual de la factura para los usuarios de gas de todo el país.

Por último, la franja de 10% de usuarios de mayores ingresos y con plena capacidad de pago dejarán de ser beneficiarios de subsidio al consumo energético, para lo cual se determinaron cinco criterios que se podrían aplicar para los clientes de gas y electricidad de mayores ingresos.

Fuente: Telam

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI