CELULAS REPROGRAMADAS: RATONES REJUVENECIDOS SIN RIESGO DE TUMORES

 

Volver a ser jóvenes es un sueño que podría hacerse realidad gracias a una innovadora terapia antienvejecimiento que borra los signos del paso del tiempo mediante la reprogramación de las células.

 

Lo demuestra un estudio del Salk Institute de California, en colaboración con la empresa Genetech del grupo Roche, publicado en la revista Nature Aging.


El procedimiento, suministrado a ratones desde la mediana edad hasta la vejez, los rejuveneció sin causar tumores u otros problemas de salud. "Estamos encantados de poder utilizar este enfoque de por vida para retrasar el envejecimiento en animales: la técnica es segura y eficaz en ratones", dijo Juan Carlos Izpisua Belmonte del Salk Institute.

 

Agregó que "además de abordar las enfermedades relacionadas con la edad, este enfoque puede proporcionar a la comunidad biomédica una nueva herramienta para restaurar la salud de los tejidos y organismos al mejorar la función celular y la resiliencia en diversas situaciones patológicas, como las enfermedades neurodegenerativas".

 

Para hacer retroceder las manecillas del reloj biológico, los investigadores emplearon un cóctel de cuatro moléculas (Oct4, Sox2, Klf4 y cMyc, más conocidas como "factores de Yamanaka") capaces de reprogramar la epigenética de las células, o las modificaciones químicas (hereditarias o adquiridos como resultado del ambiente o estilo de vida) que revisten el ADN regulando su expresión. 


En 2016 ya habían experimentado con el elixir de la juventud en ratones que sufrían envejecimiento prematuro, mientras que más recientemente habían demostrado que la mezcla es capaz de acelerar la regeneración de los músculos en ratones jóvenes.

 

A la luz de estos primeros experimentos, otros grupos de investigación habían probado el mismo enfoque para mejorar la función de tejidos y órganos como el corazón, el cerebro y el nervio óptico. Sin embargo, nadie había intentado probar su eficacia y seguridad en caso de uso prolongado a lo largo de la vida.


Para ello, los investigadores del Instituto Salk administraron el cóctel de moléculas a ratones sanos de 15 a 22 meses (el equivalente a una terapia que se toma entre los 50 y los 70 años en humanos) y a ratones de entre 12 y 22 meses (35 a 70 años en humanos), mientras que un tercer grupo de ratones de 25 meses (igual a 80 años en humanos) fue tratado durante un mes.

 

"Queríamos verificar que el empleo de este enfoque durante un período de tiempo más largo era seguro", afirmó Pradeep Reddy, investigador del Instituto Salk. "De hecho, no encontramos ningún efecto negativo sobre la salud, el comportamiento o el peso corporal de estos animales", subrayó el científico.

 

Al final de la terapia, de hecho, ningún ratón mostró alteraciones de las células sanguíneas, anomalías neurológicas o tumores. Los ratones más viejos tratados durante un mes no mostraron signos de rejuvenecimiento, mientras que los ratones tratados durante siete o diez meses mejoraron, tanto en la epigenética de las células cutáneas y renales, como en las moléculas "espía" del metabolismo presente en la sangre.  

Los efectos del elixir de la juventud, sin embargo, no se notan en la mitad del período de tratamiento, sino solo al final. Esto podría indicar que los factores de Yamanaka no solo detienen las manecillas del reloj biológico, sino que pueden hacerlo retroceder.

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI