DETECCIÓN PRECOZ, LA PALABRA CLAVE CONTRA EL CÁNCER



El cáncer puede prevenirse, tratarse y curarse. Varios tipos de cáncer pueden prevenirse. Otros pueden ser detectados de manera temprana lo que favorece el tratamiento y la curación. Un diagnóstico de cáncer no debe ser sinónimo de dolor y muerte ya que más de la mitad de las personas afectadas por estas problemáticas se curan y en otros casos, las personas pueden tener una buena calidad de vida.


Desde el Instituto Nacional del Cáncer advierten que la prevención es el primer y gran paso para evitar el avance la enfermedad y las complicaciones que con ella pueden llegar. En 2020, la falta de controles a estos pacientes generó que en Argentina ocurrieron 130.878 casos nuevos de cáncer en ambos sexos en el año 2020. Considerando todos los sitios tumorales –a excepción del cáncer de piel no melanoma- (126.818 casos), la tasa de incidencia ajustada por edad fue de 212,4 casos por 100.000 habitantes, cifra que posiciona a Argentina dentro de los países del mundo con incidencia de cáncer media-alta.

 Argentina se ubica en quinto lugar en términos de frecuencia, subiendo dos posiciones con respecto al año 2018. Los 126.818 casos nuevos (excluyendo piel no melanoma) se distribuyeron de la siguiente manera: 60.022 (47,3%) en varones y 66.796 (52,7%) en mujeres, que corresponden a una tasa estandarizada por edad para los primeros de 222,7 cada 100.000 y para las mujeres de 209,1 casos cada 100.000.


Cuáles son los factores

La presencia el cáncer tiene una gran variedad de factores, pueden ser genéticos, ambientales, infecciosos, e incluso puede tener relación con el trabajao, los hábitos y estilos de vida. 
En algunas personas, los antecedentes familiares favorecen la aparición de oncogenes, que pueden desencadenar en un tumor. Esto significa que pueden tener mayor predisposición genética a padecer cáncer que otros individuos pero no necesariamente que van a desarrollar la enfermedad. Además, el factor hereditario sólo es preponderante en un pequeño porcentaje.
Según datos de la OMS, la contaminación ambiental por compuestos cancerígenos es responsable de 1 al 4% de todos los casos de cáncer. La exposición de la población a estos productos químicos puede ocurrir a través de consumo de agua o alimentos contaminados, la contaminación del aire y suelo y la exposición en espacios cerrados.
Determinados grupos están expuestos a niveles mayores de cancerígenos en su ambiente de trabajo. Muchos compuestos, mezclas y situaciones de exposición en el ambiente laboral son cancerígenos para el hombre y están clasificados como cancerígenos ocupacionales.

  • Ciertas infecciones ocasionadas por virus y bacterias, se asocian a un mayor riesgo de desarrollar cáncer:
  • El Virus del Papiloma Humano (VPH) que se transmite por relaciones sexuales, es el principal factor asociado con la ocurrencia de cáncer de cuello de útero. Afecta tanto a varones como a mujeres. En la mujer, la frecuencia de la infección por VPH es alta en la edad de inicio de la actividad sexual. 
  • El Virus de la Hepatitis B (VHB) puede provocar cáncer hepático. Este virus se transmite por contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada, así como a través de la saliva y los líquidos menstruales, vaginales y seminales. La principal medida preventiva de la Hepatitis B es la vacuna que en nuestro país está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación (es obligatoria y gratuita).
  • El Virus de Hepatitis C (VHC) puede causar cáncer hepático. El VHC se transmite a través de la sangre, y las causas de infección más comunes son las prácticas de inyección poco seguras, la esterilización inapropiada de equipo médico y la transfusión de sangre y productos sanguíneos sin analizar. 
  • El Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se asocia a un aumento del riesgo de sarcoma de Kaposi, linfoma, cáncer de cuello de útero, hígado, pulmón y de ano en las personas infectadas. Las personas infectadas con el VIH tienen un riesgo mayor de cáncer debido a que la infección produce un debilitamiento del sistema inmune, lo cual aumenta su riesgo de contraer otras infecciones virales.
  • El Virus de Epstein-Barr (VEB) es un tipo de virus de herpes. Se asocia a un riesgo mayor de linfoma y de cáncer de estómago y cáncer de nasofaringe.
  • Helicobacter pylori (H. pylori) es una bacteria que se aloja en la capa mucosa que recubre las paredes del estómago. La infección por H. pylori es una de las causas de cáncer gástrico y de linfoma del tejido linfoide asociado a mucosa. 

 

El principal factor de riesgo es la radiación ultravioleta de los rayos solares, que puede producir en las personas cáncer de piel. Está demostrado que el riesgo de este tipo de cáncer es más alto en aquellas personas que se exponen al sol sin los cuidados adecuados. Por otro lado, los equipos de bronceado que emiten radiación UV (camas solares) también son cancerígenos.

La inactividad física, el consumo de dietas ricas en grasas, de alcohol y de tabaco son los principales factores de riesgo de este grupo. Diferentes estudios han demostrado una asociación entre sobrepeso y obesidad y tumores como los de esófago, colorrectal, mama, endometrio y riñón. Mantener un peso corporal saludable, actividad física regular y una dieta saludable es importante para la prevención del cáncer.

 

Los números de atención y casos en Salta

El año pasado, el servicio de oncología del hospital San Bernardo atendió 2409 consultas oncológicas, y practicó 1247 tratamientos a 604 pacientes con cáncer, de los cuales 162 fueron internados.

Durante 2021, en el servicio de pediatría del hospital Materno Infantil se realizaron 5.602 consultas programadas y se asistieron a 2.028 pacientes en hospitalización. La leucemia y los linfomas son los tipos de cánceres que se diagnostican con mayor frecuencia en ese sector.

Respecto al servicio de oncología para pacientes adultas, brinda atención a mujeres con patologías oncológicas ginecoobstetricas, tanto en la etapa diagnóstica como en el tratamiento y seguimiento posterior. Para ello, cuenta con atención por consultorio externo, hospital de día e internación. Durante 2021, se realizaron 5.557 consultas y se hospitalizaron 1.221 mujeres. Los tipos de cáncer más frecuentes son el de cuello de útero y el de mama.  El equipo de este servicio está conformado por profesionales capacitados para el diagnóstico, tratamiento, asistencia y apoyo a pacientes y familiares. 

Mientras que en el hospital Del Milagro durante 2021, se atendieron 370 pacientes por consultorio externo, entre los cuales se diagnosticaron las siguientes neoplasias: De mama, próstata, riñón, pulmón y cervicouterina.

 

Hablar y hacer saber

El cáncer puede estar en nuestras vidas pero no por eso detenerla. es por eso que desde el Programa Mujeres de la Fundación HOPe se ofrecerá un encuentro de charla sobre "Sexualidad y Cáncer", a cargo de la doctora Mónica Gelsi, este viernes a las 18  en el  Salón de Actos del Colegio Medico,  Marcelo T.de Alvear 1310. Los interesados en sumarse pueden inscribirse en  https://forms.gle/BLnBaZzK5BgGZrx66.

Desde la Fundación también se realizará una liberación de globos a las 19, en la plazoleta IV Siglos de Salta, para recordar a los que ya no están. 

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI