EL PAPA: DEFENDER A LOS NIÑOS DE LOS "NUEVOS HERODES" QUE DESGARRAN SU INOCENCIA

 

Escribió el Santo Padre en su cuenta de Twitter este 28 de diciembre, día que la Iglesia recuerda a los Santos Inocentes. 

“Los nuevos Herodes de nuestros días desgarran la inocencia de los niños bajo el peso del trabajo esclavo, de la prostitución y la explotación, de las guerras y la emigración forzada", es el tuit que escribió el papa Francisco, este martes 28 de diciembre, día que la Iglesia recuerda a los Santos Inocentes, en su cuenta @Pontifex. El pontífice pidió "rezar por estos niños y defenderlos".  

La Iglesia celebra hoy el memorial litúrgico de los Santos Inocentes, que recuerda a los niños de Belén de hasta dos años, que fueron asesinados por el rey Herodes para eliminar al Niño Jesús, anunciado por las profecías como el Mesías y nuevo rey de Israel.

De ahí que Francisco denunció a "los nuevos Herodes" que “desgarran la inocencia de los niños”. 

152 millones de menores obligados a trabajar

Pero hoy, como ayer, los Herodes siguen siendo muchos y muchas son las armas que utilizan para destruir la inocencia de los niños: basta decir que, según el último informe de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), publicado en marzo de 2021, todavía hay 152 millones de niños y adolescentes (64 millones son niñas y 88 millones son niños) víctimas del trabajo infantil. 

La mitad de ellos, 73 millones, se ven obligados a realizar actividades laborales peligrosas que ponen en riesgo su salud, seguridad y desarrollo moral. 

 Muchos de ellos viven en contextos afectados por guerras y desastres naturales en los que luchan por sobrevivir, hurgando entre los escombros o trabajando en las calles. Otros son reclutados como niños soldados para luchar en guerras de adultos.


Los "mercaderes de la muerte" engullen la inocencia de los niños

Un fenómeno dramático e inaceptable contra el que el propio papa Francisco alzó la voz en 2016, en una Carta a los obispos publicada el 28 de diciembre de ese año: invitando a los prelados a tener el coraje de defender a los menores de todo lo que "se trague" su inocencia.

El pontífice recordó que “miles de nuestros hijos han caído en manos de bandidos, mafias, mercaderes de la muerte que lo único que hacen es explotar sus necesidades. Francisco citó los millones de niños que quedan sin educación, los que son objeto de "tráfico sexual", los menores obligados a "vivir fuera de sus países para el desplazamiento forzado", los niños que mueren de desnutrición y los sometidos a trabajos esclavos.

“Un gemido que hoy también podemos seguir escuchando, que nos llega al alma y que no podemos ni queremos ignorar ni callar”.

“Hoy en nuestros pueblos, lamentablemente –y lo escribo con profundo dolor–, se sigue escuchando el gemido y el llanto de tantas madres, de tantas familias, por la muerte de sus hijos, de sus hijos inocentes”, lamentó entonces el Santo Padre.

Fuente: AICA

Share this:

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI