PROHÍBEN A CUATRO ABOGADOS A ACERCARSE A UNA JUEZA DE PAZ

 

El Juzgado de Instrucción Conclusional, del Centro Judicial Capital, determinó que cuatro abogados tucumanos no puedan acercarse a la jueza de paz de Tafí Viejo Gabriela Terraf, que los denunció por diversos hechos de violencia de género y lesiones a la salud mental.

 Los letrados denunciados son Carlos Alberto López de Zavalía, Javier Esteban López de Zavalía, Roque Javier José Avellaneda y Marcelo Rafael Avellaneda, quienes --tras un inédito fallo--  tienen prohibido la “turbación directa o indirecta” hacia la denunciante, “como a su grupo familiar, dejando a salvo las actividades que sean propias del ejercicio de la profesión de abogados de los nombrados letrados López de Zavalía y Avellaneda”. 

La resolución dispone, además, que esta medida sea ordenada por “el plazo de seis meses, término más que suficiente para la evaluación de las constancias de la causa, eventuales prórrogas de la medida, llamado y convocatoria a prestar declaración como imputados y conclusión de la investigación”. 


Celia Debono
es la abogada de Terraf y en una entrevista periodística  dio detalles de los hechos que llevaron a la magistrada a denunciar a sus pares.

“Se venían produciendo hace un tiempo, aproximadamente hace un año. Estos abogados actuaban de manera intimidatoria, con falta de decoro, de respeto por la Justicia. Tenían un comportamiento totalmente déspota. Era un comportamiento a los gritos cada vez que se acercaban al juzgado contra las empleadas mujeres. Sobre todo en relación a esta cuestión de asimetría, querían demostrar todo el tiempo que eran hombres, marcando las diferencias de superioridad. No olvidemos los apellidos tradicionales de los imputados”, señaló.

“Amenazaban que la iban a denunciar con sus superiores, que sí lo hicieron. El trato era descortés, con frases peyorativas a su situación de mujer y jueza. También con las abogadas del juzgado. Provocaron mucho sufrimiento en este lugar”, agregó la letrada que luego se refirió a la importancia de un fallo de estas características que fue dictado por un juzgado no especializado en violencia de género. 

“Esta medida fue dictada en el marco artículo 7 inciso b de la ‘Convención De Belem Do Pará’, enmarcada en la Ley 24.632, que dice que la mujer tiene derecho a vivir un vida libre de violencia, no solo en su casa o en su trabajo. En cualquier lugar donde se encuentre debe ser respetada. Cualquier juez debe dictar la medida, aunque no fuera competente porque la obligación del Estado es de la debida diligencia, que es tomar las medidas precautorias que se tomaron en ese fallo”, remarcó. Y añadió para finalizar: “Este fallo es un ejemplo a seguir. La verdad que en una provincia con tanta violencia y femicidios con fallos así se pueden prevenir situaciones más graves”. 

Fuente: el tucumano.com

 

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI