PIDEN QUE SE UNIFIQUEN LOS PEDIDOS DE JUICIO EN UNA SOLA MEGA CAUSA “CAMPO DE MAYO”

 

Mediante un comunicado, así lo requiere la Asociación Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo. Se trata de un CCD, Centro Clandestino de Detención, que ya funcionaba como tal –según la denuncia—un año antes del golpe cívico militar conocido como Proceso de Reorganización Nacional. Campo de Mayo es un dependencia militar ubicada a 30 kilómetros de la CABA.

En la primera parte de la nota, se explica que “en Campo de Mayo desde 1975 hasta 1983 funcionaron 4 campos de concentración durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica: El Campito, Las Casitas, La cárcel de Encausados y el Hospital Militar. Durante ese período, fueron secuestrados y desaparecidos entre 5.000 y 7.000 compañeros que resistían el plan económico, político y social neoliberal, impuesto a sangre y fuego por la dictadura genocida”.

Su lucha es nuestra lucha

El texto de la nota sigue de esta manera:

Como ellos (en referencia a los DD), queremos una patria libre, soberana, solidaria.

Hoy más que nunca, renovamos nuestro compromiso de lucha para lograr la plena vigencia de los Derechos Humanos, Políticos y Sociales para todas y todos.

El nervio más sensible

Durante el terrorismo de Estado, en esta guarnición militar se reunían las jefaturas militares represivas del cono sur de nuestro continente, (Brasil, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Chile y Argentina) para la coordinación de la operación conocida como Plan Cóndor; junto con la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.), y los gerentes de las empresas multinacionales planificaron, financiaron y ejecutaron el golpe más artero contra la clase obrera organizada y el pueblo argentino.


A 37 años del restablecimiento democrático en nuestro país, la justicia aún no investigó suficientemente el secuestro, tortura y desaparición de entre 5.000 y 7.000 detenidos desaparecidos dentro de esta guarnición militar. Los sobrevivientes somos apenas un puñado y muchos han fallecido esperando que la justicia investigue y condene a los culpables de estos hechos aberrantes que lesionan a la humanidad toda.

Abrir los archivos de la represión.

Desde 1985 todos los organismos de derechos humanos exigieron la apertura de los archivos de la represión y no se ha cumplido. Eso aclararía el destino de todos los desaparecidos y recuperaría la identidad de los niños nacidos en cautiverio en los campos de concentración de todo el país. Ya es tiempo que el poder político ordene a los militares que entreguen toda la documentación sobre la represión que tienen guardada en la oscuridad de su conciencia.

Juicios a genocidas militares.


Hemos sufrido un gran retroceso respecto a lo que habíamos logrado del 2003 en adelante con la derogación de las leyes de impunidad y los indultos. La causa Campo de Mayo se ha convertido en la más impune de todos los juicios de LESA HUMANIDAD. Solo hay 38 genocidas procesados. Todo eso es por el atraso judicial en la causa Campo de Mayo. Teniendo en cuenta que los hechos que deben juzgarse, ocurrieron hace 37 años. Eso beneficia a los criminales porque vemos que en muchos casos la impunidad biológica ha dejado muchos protagonistas fuera del alcance de la justicia, con el agravante de un tratamiento judicial a la medida del concepto de Obediencia Debida, ya repudiado por toda la sociedad.

Cuando asistimos a los juicios, vemos con asombro que siempre son los mismos los que están en el banquillo de los acusados. Esos 38 genocidas son los sempiternos atacados de amnesia selectiva al no reconocer a ningún subordinado que haya cometido crímenes bajo su mando en la guarnición militar más grande del país. Solamente recuperan la memoria para recitar su libreto, orgullosos de los crímenes cometidos y para afirmar que lo volverían a hacer.

Exigimos que se unifiquen los pedidos de juicio en una sola mega causa Campo de Mayo, con todos los responsables ideológicos, represivos y económicos para su juicio y castigo. Repudiamos todos los intentos permanentes de aplazar el juzgamiento por parte del poder judicial con chicanas administrativas o excusas por falta de recursos económicos, como lo han hecho durante estos 17 años luego de la derogación de las leyes de impunidad y los decretos de indulto.

Juicio a genocidas civiles.

Durante la investigación hecha por sobrevivientes y familiares de los compañeros desaparecidos en Campo de Mayo hemos recabado información sobre la responsabilidad empresarial en el secuestro y desaparición de los compañeros. La mayoría de las empresas multinacionales y nacionales participaron activamente planificando, dirigiendo y financiando la represión en las fábricas contra los activistas gremiales y cuerpos de delegados.

La importancia de este requerimiento de justicia contra las empresas que participaron del genocidio es fundamental para llegar a la verdad real que se necesita para encontrar la anhelada justicia. El razonamiento simple es: si los empresarios mandaron a secuestrar y desaparecer a sus propios trabajadores para beneficiarse en su tasa de ganancia. ¿Quién garantiza que no vuelvan a hacerlo? Necesitamos que paguen por sus crímenes y un fallo de la justicia explique al pueblo argentino por qué 72 empresas multinacionales se beneficiaron con 23.000.000.000 (23 mil millones) de dólares durante la dictadura, deuda que la está pagando el pueblo argentino hasta el día de hoy.

Las pruebas se encuentran en los juzgados pero los jueces no juzgan. Las pruebas las tiene el Congreso Nacional pero la Comisión Bicameral de la deuda externa está inactiva desde 2010. Los funcionarios responsables no funcionan o están de los dos lados del mostrador.

En cambio, sin chistar, el Estado aporta a las empresas jugosos subsidios para asegurarles su ganancia. La impunidad nos trajo gobiernos neoliberales que volvieron a saquear lo que es del pueblo argentino. Otra Comisión Bicameral de investigación de la deuda externa se formó en marzo de 2020. Son 20 legisladores de todos los partidos políticos y hasta hoy ninguno de ellos nombró a los que nos endeudaron en U$S 86.000.000.000 (86 mil millones) que el señor ministro de economía le va a pagar el FMI con la miseria planificada del pueblo argentino.

Un capítulo especial

Nos faltan 400 niños robados durante el genocidio. Militamos por la memoria de todes les desaparecides, por las varias decenas de hombres y mujeres, que todavía viven bajo una identidad falsa dibujada por el pacto de silencio de civiles, clérigos y militares mafiosos. Nuestro pueblo necesita recuperar la identidad de aproximadamente 200 niños nacidos en la maternidad clandestina que funcionó en el departamento de Epidemiología del Hospital Militar de Campo de Mayo.

LEY NACIONAL 26.691

Esta ley nacional de Preservación, Señalización, y Difusión de Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado, en Campo de Mayo no se cumple en su totalidad. Recién el año 2019, en el final del mandato de Macri, logramos hacer señalizar oficialmente “El Campito”, uno de los cuatro centros de exterminio, que funcionaron dentro la guarnición, reconocidos hasta ahora. Faltan los otros tres. Y falta poner en pie los Espacios de Memoria correspondientes que funcionen abiertos a la comunidad dentro del predio.

Mesa de enlace

En estos momentos asistimos a la puesta en escena de un rebrote del fascismo criollo con pretensiones desestabilizadoras. Un grupo de militares, policías y civiles con comportamiento condenado por la historia, aparecen en la escena política con el nombre rimbombante de Mesa de Enlace. Su ideología antidemocrática, intenta reeditar el carapintadismo de 1987, cuando en una situación parecida, presionaban al gobierno democrático para lograr la impunidad de los genocidas y el olvido de las deudas de los que se habían enriquecido con el hambre de nuestro pueblo. Eso ocurrió durante los alzamientos carapintadas que parieron las leyes de impunidad Punto final y de Obediencia Debida. En el caso de los responsables civiles, cuando se intentó investigar el origen de la deuda externa, la conspiración empresarial logró que quedara sin efecto. Hay funcionarios del ministerio de Economía y del Banco Central que jamás fueron llamados a responder en sede judicial por incumplir con sus deberes. Melconián, Cavallo, Daniel Marx, Machinea, etc. son algunos de los nombres que hace 40 años siguen haciendo de las suyas en detrimento del pueblo argentino.


Cárcel común y efectiva para todos los genocidas civiles y militares

Ni Olvido Ni Perdón

Son 30.000. Fue Genocidio

30.000 compañeras y compañeros detenidas y desaparecidas PRESENTE, ahora y siempre.

 

Sobrevivientes, Familiares y Compañerxs de Campo de Mayo

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI