CONMOCIÓN EN LA SOCIEDAD TUCUMANA POR LAS CONSECUENCIAS DEL CASO ABIGAIL

El desenlace fatal con el ajusticiamiento de quien fuera señalado como el responsable de la violación y asesinato de la niña Abigail Riquel, generó numerosos posicionamientos sobre los acontecimientos que rodearon el caso.

Lo que sí han quedado expuestas son las debilidades de un Estado provincial, que en materia de seguridad, no ha logrado una política que garantice a la ciudadanía, la certeza de que hay, en la provincia, un ordenamiento que elimine las amenazas de violencia en la población y permita una coexistencia segura y pacífica.

Y las redes sociales han servido para que diferentes miradas y posicionamientos circulen, con mensajes y posicionamientos de diferentes orígenes, algunos políticos, otros sociales, los hubo literarios y también  testimoniales. Dentro de este último, está el mensaje de Lupe, la joven que en junio pasado denunció por abuso sexual al Legislador Ricardo Bussi. Ella se refirió, wasap mediante, a la situación vivida por Abigail, quien resultó vivir en las inmediaciones del que supo ser el su hogar. Este es el texto:

Necesitaba hacer un descargue por lo que pasó con Abigail… era mi vecina..así q me puse a escribir. No puedo quedarme callada. (Abigail) era mi vecina. Y lo vuelvo a repetir..Si la justicia sangra es porque ustedes le dispararon con total alevosía, Cuervos infelices Diablos Genocidas! Aun después del brutal hecho sobre un ángel inocente buscan exprimir beneficios mismos con pura "Politiqueada".

Abigail Riquel era mi vecina una víctima más de un demonio que soltaron. "Supuesto asesino"?? Era un delincuente, violador asesino como a los que ustedes les gusta defender en la ratonera. Pasaba por mi casa viendo que te iba a robar, un degenerado que cuando lo veías tenias que meterte corriendo a la casa, se hacía el evangélico, de andar vendiendo repasadores para que le abrieras la puerta, la gente le tenía terror y tenia múltiples denuncias. Qué hicieron con las denuncias… la usaron en el baño? Porque él andaba libre por la vida, sin culpa alguna...

Como siempre nosotros debemos pagar y ser aniquilados poniéndonos como el eslabón mas débil pero les digo No! Ya no es así, el pueblo dijo basta. Mi pregunta es ¿cómo hacen para dormir tan tranquilos, tan impunemente?

Mis vecinos no durmieron. Todos buscaban día y noche a una lacra hedionda que soltó la fiscal. Que arrebató la vida de una bebe que tiene 2 añitos más que mi hija…que tendría que haber estado abrazando y besando a su mamá en su día y terminó en las manos de esa bestia asquerosa.

Sin más ni menos a Legisladores que aun tienen el descaro de subir la foto de la dulce ABIGAIL para hacer política con el dolor de una familia y del pueblo, cuando  son los principales culpables por hacer esas leyes que solo defienden al delincuente, asesino y al violador!, por siguiente..a los jueces y fiscales que toman el té como si vivieran en el país de las maravillas!..La sangre del pueblo está derramada y ustedes deben pagar por lo que sufre nuestra sociedad.

Qué van a hacer con el caso de Abigail luna? Con el mío, con el de todos??? Los van a tener unos días y largarlos otra vez? O los van a absolver por que la mayoría pone platita?..No aguantamos más, no queremos que nos roben,  que nos maten ni nos violen!”.  

Lupe

Hoy es Día de Duelo Tucumano, dice la Agrupación Peronismo Auténtico

Hoy los tucumanos amanecimos como sociedad,  tras haber retrocedido a los momentos del "prederecho",  hacia esos momentos en que el gozo, el dolor, el fin, estaban establecidos en un garrote o una piedra.

Hoy sentimos como sociedad tucumana que estamos enfrentando un duelo social ante la democracia fisurada.  Ese sistema que en 37 años de desarrollo debiéramos haberlo,  por lo menos,  mejorado cuando no,  perfeccionado.

Hoy nuevamente,  las acciones descarnadas e inhumanas mostraron claramente la explosión social, frente a un sistema de gobernantes  absolutamente  responsables de toda la proliferación de un sistema de expoliación y convivencia intrínsecamente desigual en esta tierra, donde el hacinamiento, la falta absoluta de servicios, de contención a todos les hermanes más desprotegidos, son solo algunas de las muestras de lo escasamente valoradas de sus vidas , su integridad, sus derechos a todo.

Hoy es día  de *Duelo Social Tucumano*,   porque ésto que pasa con las niñas, con los niños, con las mujeres, con lxs trans, y esa muerte brutal a manos de vecinos, marcan el estado de todo un sistema que no podemos seguir tolerando como seres sociales, como miembros de una comunidad que dice tener y defender un sistema  al que luego mancillan con contratos y negociados espurios  mientras se deja de lado todos y cada uno de los derechos , garantías, servicios propios de la convivencia social .

Hoy es Día de Duelo Tucumano. Es preciso repensarnos  y comenzar a ver cómo enfrentamos y vamos encontrando uniones que  nos fortalezcan en exigencias  y propuestas de salidas.  Es hora que la responsabilidad social de todas las instituciones,  los servicios, y muy especialmente, el de la seguridad,  atiendan primero a nuestras hermanas y hermanos que hoy conviven en el hacinamiento  de un sistema de indignidad,  que exige hoy que levantemos nuestras voces y demandemos soluciones efectivas y perdurables.

Firman por la Agrupación Peronismo Auténtico, entre otros, Cristina Barrionuevo, Oscar Holmquist, René Amaya, Miguel Frías.  

Las Dositas

Ternuritas, vestiditos, juguetitos, hamaquitas, sabanitas, mochilitas. Las palabras pequeñitas pretendiendo agrandar los recuerdos y disfrazar el horror de sus infancias arrebatadas y que no nos sirven cuando el dolor mayúsculo se impone, exigiéndonos gritar el desconsuelo.

Las unía el nombre de pila, ese que a partir de sus partidas, nos partirá el corazón escuchar y quedará como la marca indeleble de una realidad que asfixia, que avergüenza y que desploma.

Nunca más un diminutivo. Nos quedamos sin ternura, hamacando nuestra pena en el duelo perpetuo y sin poderlo guardar jamás entre los juguetes en ninguna mochila

Rosana Herrera

#NoEstamosTodasFaltanDos.

El país de los ciegos

El agrupamiento El Yunke emitió el siguiente comunicado:

Tres mil setecientos setenta años de avances y retrocesos civilizatorios, (más avances que retrocesos) nos separan del Código de Hammurabi.

Pero en algunos momentos retrocedemos violentamente un tiempo aún mayor que esos años. Como sucedió hoy en Tucumán.

Porque si bien en ese código se establecía la ley de Talión, la conocida ley del “ojo por ojo”, Hammurabi legisló y estableció, por primera vez en la historia, el principio de la presunción de inocencia y el derecho de todo acusado (y del acusador) a ser oído por un juez, quien era el que en definitiva establecía la pena.

Que una turba encuentre a un sospechoso y lo asesine, no es justicia. Ni siquiera estamos seguros de que sea venganza. Y tal vez no lo sepamos nunca porque no sé si habrá juicio por el espantoso asesinato y violación de Abigaíl.

En una sociedad castigada por dos crisis económica y sociales sucesivas, con un elevado porcentaje de la población en la pobreza, la indigencia y el desempleo; en una provincia donde no hay seguridad, no hay transporte, no hay servicios públicos que estén al alcance de la mayoría de sus habitantes, con la salud y la educación en graves problemas, se entiende que la salida más elemental sea la violencia.

Pero nunca puede justificarse. Este proto fascismo jamás termina bien. La violencia se espiraliza y se extiende. La Historia está llena de experiencias.

Los tres poderes de la Provincia son interpelados por esta situación. El “piloto automático” no está funcionando. O se reacciona inmediatamente y con profundas reformas o les estallará en las manos a las autoridades. Las “soluciones” efectistas y demagógicas como el punitivismo o la “policía brava” demostraron su fracaso.

Es hora de que el Estado garantice la vida y el bienestar del Pueblo. Y el ojo por ojo conduce indefectiblemente al país de los ciegos. Que serán además quienes saquen sus propios ojos.

El yunke

#Tucuman

 

No golpearon a Guaymás

El debate sobre lo que pasó ayer en nuestra provincia con el linchamiento de José Guaymás, presunto asesino y violador de Abigail Riquel se ha centrado en el hastío de la sociedad ante la inacción de la policía y el mal funcionamiento de la Justicia en nuestra provincia.

La ausencia del Estado en todos sus órdenes es la causa principal de esta situación social violenta que se vive. No sólo con respecto al crimen puntual de Abigail, sino en general.

El Estado falló en todo, también con Guaymás. No conozco su historia, pero la imagino tan marginal como la de muchos de los jóvenes, adolescentes y hasta niños consumidos por la droga.

Pero, hay otro tema, que me parece más profundo.

Es la violencia personal.

Ayer, los vecinos, no le pegaron a Guaymás.

Ayer la gente descargó toda su violencia interna sobre el sospechoso.

Se desahogaron de las frustraciones diarias, cotidianas. Lo que no pueden hacer porque si lo hicieran serían condenados.

Ayer le pegaron al patrón que los explota, a los choferes de ómnibus que hace quince días están sin prestar el servicio, al policía, al juez, al legislador, al fiscal.

Los golpes fueron por no llegar a fin de mes con el mísero sueldo, el aumento de los precios, por no poder conseguir remedios, ni turno en los hospitales, no tener la posibilidad de una vida mejor, no poder mandar a sus hijos a una escuela o en muchos casos no darles de comer.

El palo fue contra la impotencia que sienten a diario al no tener futuro, un enojo que se viene acumulando hace años y que encontró en Guaymás la víctima perfecta.

Todos eso golpes que reciben a diario y no puede devolver fueron a parar en el cuerpo de Guaymás.

Sabemos cómo funciona la turba, que no piensa, que se deja llevar y lo que alguien no haría en forma individual lo hace cuando está en masa.

Ayer la masa se vengó, no de Abigail, lo que sería un caso coyuntural.

Se vengó de todos los atropellos diarios que sufre, del maltrato cotidiano.

Esa furia contenida hizo eclosión ayer.

Esa furia contenida perdió la válvula, estalló y se ensañó en el cuerpo de Guaymás.

Pero tampoco fueron sólo los linchadores los que desahogaron. En las redes sociales pudo verse una reacción similar expresada en apoyo al crimen e incluso pidiendo más que la muerte. Pidiendo torturas eternas como las de Sísifo o Tántalo.

Ayer hubo un desahogo colectivo.

Y pienso que tenemos que empezar a pensar, a reflexionar, a buscar los caminos adecuados para salir de esto sin violencia. Que el poder debe tomar nota y nosotros también.

Que así no vamos a ninguna parte más que a la desintegración social. Que la violencia interna que generamos como sociedad es mucho más profunda de lo que creemos y sino acertamos con el diagnóstico y sólo hacemos gatopardismo nada cambiará.

No alcanza con la renuncia de funcionarios o policías suspendidos o exonerados.

No basta con un repudio generalizado a la violencia y echar culpas a diestra y siniestra.

Tenemos que individual y socialmente hacernos cargo de la parte que nos toca en esta espiral violenta y diabólica en la que estamos.

Claro que los funcionarios son los que tienen la mayor responsabilidad y deben afrontar las consecuencias. Pero, eso es sólo una curita para un cáncer que nos corroe y nos está llevando al peor de los infiernos.

Autor: Leandro Sánchez

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI