SOBRE “IMPERIOS FALLIDOS Y ESTADOS CONSAGRADOS”

Un análisis de la crisis mundial. El Covid -19 ha operado como palabra PANICADORA sobre las relaciones sociales mundiales, lo que ha producido un efecto shock mundial. Consecuentemente, se ha generado un ajuste mundial sin antecedentes y sin costos políticos, ajuste drástico de la clase media mundial y de los ingresos de todo el pueblo de un  40 %, sin la menor resistencia.

En los últimos meses, contexto de pandemia de fondo, un conjunto de hombres y mujeres, militantes con identidad peronista y con un involucramiento en la acción política, que se hunde mayoritariamente, en la década de los 70, coincidieron en la necesidad de generar propuestas vinculadas a objetivos estratégicos, como respuestas, al estado de situación en que quedó sumida  la Nación Argentina luego de la gestión de la Alianza Cambiemos, desde diciembre 2015 a diciembre 2019.

Las inquietudes y las proyecciones políticas  empezaron a concretarse en el Instituto Peronista que está aglutinando lo que describen como el “reagrupamiento de la militancia”, bajo la consigna histórica de “El peronismo será revolucionario…o no será nada”.

Así y considerando, que “frente a la dimensión de la crisis mundial, que nos afecta como pueblo” se tomaron 2 decisiones:

A – respaldados en el carácter movimientista de la convocatoria, se  resolvió el reagrupamiento de la “miliitancia social, política, cultural, comunicacional, feminista etc, sin prioridad electora”,

B - crear el Instituto Peronista.

Respecto de este último para investigar y producir propuestas en base a ejes considerados fundamentales: la Renta Básica Universal, Federal y Ecológica (RBU-FE) y un Banco Central Soberano.

Para ir cumpliendo los objetivos, se fueron generando documentos en los que se volcaron percepciones, explicaciones, propuestas y proyecciones para la década que se está transcurriendo.

Uno de esos documentos, producido entre el Instituto Peronista, el Obervatorio de la Riqueza Padre Arrupe y PIA, Peronismo de la Inteligencia Artificial,   en el transcurso de este mes de agosto, con el título “Imperios fallidos y estados consagrados”, fue difundido y enviado a personalidades del mundo político y cultural, entre ellos, a Su Santidad el Papa Francisco, quien respondió en este jueves, con una breve pero alentadora misiva, en la que dice “…El artículo me gusta…”

 

Texto del artículo                                                                                                                                    

Imperios fallidos y estados consagrados

 

Guillermo Robledo - Instituto Peronista

Observatorio de la Riqueza Padre Arrupe

PIA- Peronismo de la Inteligencia Artificial

 

La Mutación civilizatoria en curso

Los indicadores de crisis mundial potenciada durante el 2020, pronostican para toda la década una reducción de la capacidad de consumo de la clase media mundial del orden del 50 % respecto de la capacidad económica que tenía en el 2008. Estas son las reducciones estimadas por cada sector económico a partir de la no resolución de la crisis y del mantenimiento de paradigmas económicos y comunicacionales diseñados hace 72 años, para un mundo que no existe más. Los siguientes datos de proyección en base a información pública, no tienen antecedentes históricos:

1-    Industria aeronáutica    60 % menos.

2-    Industria automotriz      40 % menos

3-    Construcción privada    70 % menos

4-    Construcción pública     50%   menos

5-    Industria alimentación    15 % menos

6-    Industria naval                65 % menos

7-    Industria militar               70%   menos

8-    Petróleo y Gas                50 % menos

9-    Minería                            50 % menos

10- Comunicación                  15 % mas

11- Tecnológicas                    20 % mas

12- Energía Solar y Eólica      30 % mas

13- Turismo-gastronomía        70 % menos

14- Servicios Financieros        50 % menos

15- Fletes y Seguros    50 % menos

16- Ind. Culturales                  40 % menos

17- Industria agraria                  0 %

Estas proyecciones para la década surgen de la combinación las tendencias de volúmenes físicos de venta y tendencia deflacionaria de los precios en cada sector económico.

La combinación ponderada de estas proyecciones se sintetiza en una caída del PBI mundial del 45 % para toda la década. El motor de la RTD – Revolución-Tecnológica - Deflacionaria , tiene la consecuencia histórica de los Imperios  Fallidos y el aumento de soberanía monetaria de los Estados Nacionales, que se manifiesta en la multiplicación de divisas internacionales que sustituyen al dólar, acuerdos multilaterales de países e independencia cada vez mayor para sus políticas interiores que pasan a depender de la calidad y capacidad de su elite dirigente.

Hoy el 90 % de la población mundial se encuentra en esa dinámica virtuosa. El único continente violentamente excluido de esa dinámica es América Latina vía la guerra mediática-judicial-financiera.

Esa nueva recolonización se inicia en el año 2008, cuando la región pasa a tener la mayor disponibilidad de recursos naturales per cápita del mundo y una industria madura traccionada por Brasil y su Banco de Desarrollo. En ese marco Brasil se integra al nuevo sistema financiero impulsado por China Rusia- India y Sudáfrica llamado BRICS, surgido para reemplazar el rol del FMI en la región.

Para evitar esa dinámica desencadenan la actual guerra de recolonización de EEUU sobre la región. No ha existido el más mínimo error de los gobiernos de Macri, Bolsonaro, Lenin Moreno, y demás gobernantes puestos por Estados Unidos.

América del Sur ha pasado a ser la última trinchera de su Imperio Fallido lo cual se expresa en:

1-    El fin de la hegemonía del dólar en el 90 % del mundo .

2-    El fin del petróleo como elemento hegemónico en la nueva matriz energética mundial .

3-    La impotencia militar para invadir países o frenar el avance del resto de los 170 Estados que aumentan su soberanía día a día.

Ante esto, los restantes Imperios Fallidos se reorganizan en cerrar sus áreas de influencia continentales o con los Estados Aliados. Son los casos de la Comunidad Europea y China, sin ninguna capacidad de generar un Nuevo Orden Mundial. La Ruta de la Seda China se ve diariamente recortada por la R.T. deflacionaria que la convierte en inviable para la propia China.

Europa se retiró de la expansión mundial. Y todos aumentan anualmente el proteccionismo y la masa de emisión de subsidios en sus países y también se retiraron de la violencia imperial para nuevas expansiones coloniales. Ya se encuentran todos los territorios ocupados por Estados cada vez mas Soberanos, que calificamos como Estados Consagrados.

En estas condiciones de mutación civilizatoria que  se incubaron y maduraron a partir del 2000 , el Covid-, 19 opera como chivo expiatorio , para que la naturaleza de la crisis no se politice en un debate universal, como el que produjo la crisis del 2008, la que dio origen a la aprobación por unanimidad de la Asamblea de las Naciones Unidas , presidida por el Padre Miguel D Escoto ( canciller sandinista ) ,del Proyecto de Modificación de la Naciones Unidas, conocido como Comisión Stiglitz – Attalli. Proyecto que fue frenado por el G-20.

Sin la crisis del Covid 19, el mundo hoy estaría discutiendo aquel proyecto Stiglitz _Attali o un perfeccionamiento de este porque las tendencias económicas a partir del 2015 eran ya peores que las del 2008:

-        1- La caída de precios de los commodities del 50 %.

-       2 - El aumento masivo de distintos tipos de emisiones monetarias (en muchos casos no oficiales), bajo el eufemismo de emisiones de deudas.

-       3 - La deflación de precios de la tecnología masificaron la sustitución de mano de obra .

-       4 - La caída de recaudación de impuestos por la deflación universal de precio circunstancias que tomaron desde el 2015 una escala masiva que no tenía en 2008.

El Covid 19 opera sociológicamente entonces como un postergador –disimulador-- de la naturaleza de la crisis en desarrollo. No hay nada más conservador que el miedo. Nada más paralizador independientemente del tema sanitario, el Covid -19 ha operado como palabra PANICADORA sobre las relaciones sociales mundiales, lo que ha producido un efecto shock mundial en los términos y objetivos desarrollados magistralmente por Naomi Klein. Consecuentemente, se ha generado un ajuste mundial sin antecedentes y sin costos políticos, ajuste drástico de la clase media mundial y de los ingresos de todo el pueblo del 40 %en sus ingresos sin la menor resistencia.

¿Por dónde continúa la mutación mundial?

Se trata de una mutación imprevisible, insólita, despolitizada en términos de representación, des-ligitimadora de las instituciones. Es fuerza de caos creativo, que parirá en algún momento de la década, unas Nuevas Naciones Unidas, con nuevos paradigmas en Nuevas Convenciones entre los Pueblos y los Estados, en las que los Imperios Fallidos cambiarán su cualidad y ascenderán a la categoría de Estados Consagrados en condiciones de igualdad sistémica con todos los demás Estados ya Consagrados y donde los Pueblos ejercerán la democracia directa participativa. Acá la planificación soberana monetaria será el corazón de la política con los Pueblos como protagonistas. Será la hora y el siglo de los Pueblos vía una nueva alfabetización masiva en materia monetaria, presupuestaria e impositiva y política.

El caos descontrolado, la fuerza que volvió fallidos los imperios

La naturaleza estructural de la mutación es la hiper-sobreproducción, que constituye un poder de caos retroalimentado desde los 5 continentes, cada vez más superior al poder de los caos controlados, disciplinadores de los imperios, los que al encontrarse frente a una fuerza superior que nadie conduce, han derivado en imperios fallidos, generando libertad de acción al 90% de los pueblos del mundo vía la soberanía monetaria de sus Estados.

¿Cuál es la naturaleza de esa nueva fuerza de caos descontrolado?

Es que la automatización y la sustitución de trabajo vivo por trabajo muerto, o fuerza de trabajo por máquinas, cuyo costo de inversión es ínfimo, es cada vez menor frente al incremento de volúmenes de sobreproducción que logra. Esto es lo  que permite su crecimiento al mismo ritmo, en los 5 continentes, a la vez, generando un crecimiento igual y combinado exponencialmente, con su efecto de mutación financiera deflacionaria sin piso de precios.

Esta nueva naturaleza del Sistema mundial, lo convirtió por primera vez en un sistema sin ciclos. Porque los ciclos estaban vinculados a los límites temporales de la inversión y los tiempos de recuperación económica de las mismas. Al producirse una recuperación inmediata de la inversión absoluta de la mayoría de estas, no se requiere el mantenimiento de precios monetarios monopólicos durante un tiempo para recuperar la inversión, lo que profundiza la deflación, y se genera así una inmediata deflación de precios de la nueva producción, que tiene costos irrelevantes para amortizar la nueva inversión.

 Esta dinámica da por agotadas las Teorías Económicas clásicas del Valor-Trabajo (Smith, Ricardo, Marx, Keynes) y las neoclásicas (de Mises hasta Milton Friedman) porque la deflación ha eliminado o comprimido -- a algo económicamente irrelevante--  el valor económico en los bienes. Se ha sustituido con la Ingeniería Mundial de subsidios todo tipo de emisiones de monedas soberanas que mantienen la producción y la circulación de las relaciones de producción impulsadas por las ganancias, que reinaron en el capitalismo hasta 1970 y se ha mutado a las relaciones de circulación, motorizadas por la capacidad de captación de las empresas sobre los sistemas de subsidios emitidos por los Estados, tanto de las Multinacionales, como empresas intermedias, y los sectores excluidos de la sociedad.  

Las etapas de mutación y el futuro civilizatorio inevitable

Esta mutación es iniciada en 1971, cuando Nixon declara la inconvertibilidad del dólar en oro. Se liberó a partir de entonces la carrera mundial de emisión de monedas sin anclaje,  en ficciones, al no tener más relación de proporciones con metales o monedas imperiales fijas. Todos los Estados comenzaron a emitir con el solo respaldo de aumentar la producción y su tecnología, y no frenar la circulación. Por el contrario, lograron así aumentar los volúmenes de producción y circulación.

Ese fenómeno tuvo una primera etapa entre 1970 y 2000, 30 años donde el poder de Estados Unidos, y sus instituciones internacionales financieras y militares lograron mantener el dólar en el centro de las finanzas mundiales. Pero en esos 30 años todos los países maduraron monetariamente en ese sentido. De 10 países que emitían bonos en el mundo en 1970, pasaron hoy,  a 100 estados con poder de emisión. Y la mayor parte de esas emisiones las aplicaron al desarrollo de sus países. Así se potenciaron cada vez más Estados aumentando la sobreproducción, que generó las primeras crisis controladas de deflación (1982, 1995, 2000 entre otras).

A partir de que China ingresa a la Organización Mundial del Comercio (Setiembre de 2001) y  al sistema de emisiones monetarias en el mundo , incluidos los Paraísos Fiscales , la velocidad de mutación entra en una dinámica exponencial. Y se produce el salto cualitativo de la sobreproducción a la hiper-sobreproducción, con lo que se desencadena un caos deflacionario en todo el mundo, el cual se retroalimenta en los 5 continentes a la vez.

En apenas 20 años surgieron 10 divisas internacionales nuevas, dos sistemas de clearing mundiales, por primera vez desde 1948. Uno está en manos de EE.UU y otro en manos Chinas . Los acuerdos entre países sin uso de divisas se generalizaron, y el dólar ya no es la moneda vigente para el 85% de la población mundial. 

El fenómeno del retroceso del dólar se debió a dos factores:

1) La incapacidad militar de invadir países para sacarlos del mercado energético (último fue Libia), y ya no logró recuperar el precio del petróleo que sostenía el dólar, porque la hiper-superproducción de petróleo y gas crece tanto , que no hay  eliminación de país competidor  que alcance para reducir la hiper oferta .

2) La madurez tecnológica de las energías renovables, solar y eólica especialmente, que hoy han vuelto obsoleto el petróleo y el gas.

Ambos procesos simultáneos han aumentado exponencialmente la hiper -oferta de energía total deflacionando los precios de la misma. A esta mutación de la matriz energética universal, y en todos los continentes a la vez en forma cada vez más pareja, se suma la mutación tecnológica de la Inteligencia Artificial, junto a la Nanotecnología convirtiendo a la atmósfera y a los mares y a los recursos naturales en un sistema continuo de automatización de producción y circulación.

Por primera vez en la historia humana se está sin un poder centralizado. Este fenómeno no tiene piso en la caída de precios en todo el mundo, creando una crisis de medición de los procesos económicos y sociales que ha derivado en obsoletas e irrisorias, las Convenciones de Contabilidad Pública y Privada de las Naciones Unidas de 1948.   

Estas ya no miden nada real…porque lo que medían hace 72 años ya no existe más. No existe más el valor agregado del PBI, ni las ganancias privadas de las empresas. El sistema universal de emisión soberana de subsidios no estaba ni está previsto. Ni se mide hoy científicamente, y es lo que rige todo. Y hasta que no se mida con un nuevo sistema de contabilidad mundial, la crisis no dejará de profundizarse. 

El problema es político, porque el sinceramiento de un nuevo sistema de medición es el fin formal de los imperios, y un salto civilizatorio para los Pueblos.

De ese nuevo sistema de medición surgirá: 

1 - Que la cantidad de horas necesarias de trabajo para vivir dignamente es 2 horas por día. Esto implica un nuevo concepto de trabajo y de ocio.

2 - La medición científica y en tiempo real, ex-ante los hechos de daño surgirá de la trazabilidad diaria universal y sistémica, aplicando la actual tecnología de comunicación universal,  en tiempos de millonésimas de segundo a frenar el perjuicio ambiental antes de que se produzcan, y sustituir los mismos, por nuevos procesos en marcha sin ecocidio. Se reemplaza el concepto obsoleto de sustentabilidad (actúa ex post, tolerando y difiriendo el perjuicio, por el de trazabilidad (con blockchain) anti-ecocidio (actúa ex ante, o sea previo a los hechos) evitando el perjuicio y sustituyendo los procesos en tiempo real.

 3- Los flujos financieros no podrán existir vía Paraísos Fiscales, o Guaridas Fiscales. O “Turismo del Capital”, como los califica Alfredo Grande (“porque para fugarse hay que ser valiente “) con ironía. Imposible que sobrevivan a las nuevas Convenciones en las Naciones Unidas la legalización del robo de la riqueza de los Pueblos. Sin esas Guaridas Fiscales, el PBI Per cápita del 70 %de la población mundial empobrecida por el sistema triplicaría en tres años eliminando el 100 % de la pobreza infantil.  Esto, sencillamente,  porque la recaudación impositiva de los Estados se aumentaría en un 9% anual y sin endeudamiento ni externo ni interno a las Naciones. En una década sin fuga de capitales, el 100% de la población mundial tendría todos los derechos consagrados en las Convenciones de la Naciones Unidas convertidos en realidad. Con un detalle civilizatorio no menor : la violencia imperial ya no podrá implementarse , porque los Imperios sobre los Pueblos ya no tendrán canales socioculturales universales para invadir y desestabilizar los países blanco en ningún lugar del mundo, por las razones expuestas en el siguiente punto.

4- Tampoco podrán surgir Nuevas Convenciones en las Naciones Unidas, sin una Convención Universal de Comunicaciones, donde la misma deje de ser una mercancía (situación actual controlada hoy por 21 monopolios universales, que manejan la opinión pública mundial y la agenda) y pase a ser, la comunicación un Derecho Humano donde los Pueblos van autodefiniendo, en igualdad de condiciones democráticas, sus prioridades locales e internacionales. En otros términos, el salto civilizatorio que impondrá la mutación en curso significará el fin de la Dictadura Comunicacional Monopólica y la democratización de las comunicaciones. Hoy, después de 7 décadas, las comunicaciones son el único ámbito humano donde NO EXISTE NINGUNA CONVENCION ENTRE LOS ESTADOS Y LOS PUEBLOS, conformando la última trinchera de los Imperios Fallidos.

La situación de Nuestra Argentina

Nuestro país, producto de ser “país blanco” para desestabilizar la región, cuenta con una de las elites más atrasadas del mundo, motivo por el cual no se ha incorporado a la mayoría absoluta de Estados Consagrados.

 

Buenos Aires, 11 de agosto 2020

 


Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI