EXPROPIACIÓN Y DERECHO DE PROPIEDAD: LA CAUSA CONTRA VICENTIN MENOS CONOCIDA

Por David Iud

EXPROPIACIÓN Y DERECHO DE PROPIEDAD: LA CAUSA CONTRA VICENTIN MENOS CONOCIDA


Vincentin SAIC informó el 4 de diciembre de 2019 que enfrentaba una situación de “stress financiero” y que no podía hacer frente a sus compromisos. En pocas palabras, menos ampulosas, dichas en castellano y llamando a las cosas por su nombre, se declaró en cesación de pagos.

Ese estado –cesación de pagos- es el estado previo a la apertura del Concurso Preventivo, también conocido como Concurso de Acreedores. Vicentin SAIC presento su escrito de inicio solicitando en la Justicia Comercial Ordinaria de Reconquista, Santa Fe, la apertura de su Concurso de Acreedores.
El derecho de propiedad de los acreedores a una empresa siempre sufre grave daño cuando una sociedad se presenta en concurso de acreedores. Si el Juez abre el Concurso –así lo hizo el Juez Lorenzini en los Tribunales de Reconquista-
Inmediatamente la empresa, bajo el paraguas del concurso, deja de pagar, hasta que el concurso se resuelva.
Esto significa atravesar una serie de pasos procesales que establece la Ley de Concursos y Quiebras, sorteo del Síndico, correr vista al Síndico para que se pronuncie sobre pasivos laborales y elabore su informe, notificación de la apertura del concurso a los acreedores, presentación del informe del síndico, publicación de edictos (mediante los cuales son notificados los acreedores).
El Juez tiene que fijar el plazo para que los acreedores presenten las constancias de sus créditos en el Expediente, y luego un plazo de verificación de esos créditos.
Mientras se desarrolla todo ese proceso, no solo Vicentin no debe pagar a sus acreedores, sino que además, las acreencias que tienen los que le vendieron o prestaron servicios a la concursada, no devengan interés.
Se estima que en el caso de Vicentin, todo el proceso sintéticamente glosado durará hasta agosto o septiembre del 2021. Imagine el lector el daño que sufre en su patrimonio quien le haya vendido a Vicentin. Un año sin cobrar, y además sin que la deuda devengue intereses. Póngase el lector en las botas del productor que le vendió a Vicentin toda su cosecha de granos… e imagine el daño al derecho de propiedad de ese productor.


Se estima que recién en septiembre de 2021 estaría el Juez del Concurso en condiciones de convocar a la presentación de propuestas para el “arreglo” del concurso. Propuestas que pueden incluir quitas, más espera sin intereses, entrega de bienes a acreedores, que los acreedores entren en sociedad con los concursados, que se cree un fideicomiso en beneficio de los acreedores, y varias otras posibilidades más. Son negociaciones que llevan mucho tiempo.
Sobre la situación de Vicentin se han escrito ya ríos de tinta en la Argentina, hay abiertas tres causas judiciales, el Concurso Preventivo, en los Tribunales de Reconquista, Justicia Ordinaria de la Provincia de Santa Fe, la investigación de ilícitos cometidos por ex directivos del Banco Nación en el otorgamiento de créditos a la concursada, en los Tribunales Criminales y Correccionales Federales de la Capital Federal (allí está imputado el Ex – Presidente del Banco Nación, Javier Gonzalez Fraga) y últimamente, la causa abierta por presentación del Ministerio de Desarrollo Productivo ante la Justicia Contencioso Administrativa Federal de la Capital, solicitando la incompetencia del Juez de Reconquista en la inconstitucionalidad del DNU 522, recurso de Amparo presentado por los Directores de Vicentín.
Estos son los juicios iniciados en la Argentina
Pero Vicentin tiene además acreedores que no tienen domicilio en la Argentina y con los cuales ha firmado acuerdos estableciendo la jurisdicción de los Tribunales de Nueva York. Estos acreedores son un conjunto de importantes bancos extranjeros, cuyas acreencias sumadas suman la friolera de quinientos millones de dólares.
Hablamos de Rabobank, cuyo nombre completo es Coöperatieve Centrale Raiffeisen-Boerenleenbank B.A. del Reino de los Países Bajos, el nuevo nombre oficial de Holanda, el Credit Agricole (Francia)ING Bank (también del Reino de los Países Bajos) y el International Finance Corp., una entidad de crédito que es rama del Banco Mundial para préstamo a privados.
Estas entidades extranjeras se han constituido como “comité de acreedores de Vicentin” y ni bien se produjo, el 10 de febrero, la presentación que dio inicio al Concurso de Acreedores en Reconquista, Santa Fe, ellos se presentaron ante los Tribunales de Nueva York e iniciaron una acción que en el derecho, vigente en los Estados Unidos se denomina “Discovery Process” (en los Estados Unidos rige el “Common Law”, de la tradición jurídica británica, establecido por la Constitución de ese país, completamente distinto al derecho codificado que rige en toda América Latina y la mayoría de los países europeos).
El “Discovery Process” es una acción en la cual todas las partes deben mostrar la información de la que disponen. Esto permite a las partes ver cuál es el alcance exacto de su derecho, cuales son sus fortalezas y cuales son sus debilidades.
Escribe el diario de negocios neoyorkino “Bloomberg” en un artículo que titula “Los acreedores advierten que el gigante argentino de la soja desvió cuatrocientos millones de dólares”, con fecha primero de julio, que los Bancos extranjeros que le prestaron a Vicentin “quieren copias de transferencias electrónicas por parte de Vicentin de Argentina y varias compañías relacionadas que incluyen un empacador de carne y un viñedo. Los bancos, en conjunto adeudados por $ 500 millones, también quieren ver las transacciones de los ejecutivos de la compañía y los miembros de sus familias fundadoras, según muestran las presentaciones judiciales con fecha del 29 de junio”

Bloomberg dice directamente que sospecha de un “desvío” de 400 millones de dólares a “sister companies” (“empresas hermanas”, expresión que no tiene en el inglés financiero el mismo significado fraternal que en castellano). Aclara el artículo que Vicentin dice que sus filiales en Uruguay, Paraguay, Brasil y Europa, no fueron creadas para fugar capitales.
En el marco del “Discovery Process”, los bancos extranjeros están pidiendo más entrega de documentación.
Recuerden que el “Discovery Process” consiste en que todos “muestren sus cartas” y se pueda saber realmente que pasó y como pasó. Por eso, los bancos extranjeros que accionan en Nueva York, quieren copias de las transferencias electrónicas hechas por Vicentin y otras compañías del grupo (“incluyendo un frigorífico y una bodega” dice Bloomberg).
Los bancos extranjeros acreedores de Vicentin también han puesto su lupa sobre la venta de acciones de Renova, tres días antes de entrar en cesación de pagos, es decir, pocos días antes de que Mauricio Macri termine su mandato y asuma Alberto Fernández.
Los bancos dicen que la venta de esas acciones viola los acuerdos bajo los cuales ellos les otorgaron los créditos a Vicentin. Por eso, su lupa también se posa sobre las operaciones de Glencore, la firma suiza que es socia de Vicentin y compradora de las acciones de Renova.
Escribe Bloomberg “Si se demuestra” (que hubo desvío de fondos), dijeron los abogados de los bancos en su solicitud a la corte de Nueva York, “estas actividades de” ocultamiento “muy bien pueden equivaler a un delito penal bajo la ley argentina”.
Esa frase es un mensaje claro: si descubren que han sido víctimas de un delito cometido por Vicentin en su contra, accionarán contra Vicentin en los tribunales argentinos, si es que ello mejora su posición.
El intendente de Avellaneda, Santa Fe; los diputados de Juntos por el Cambio que impulsan las movilizaciones “en defensa de la propiedad privada”, no se han detenido a pensar en la propiedad de cuatrocientos millones de dólares que son de los bancos franceses, holandeses y americanos.
Como bien dice Raúl Dellatorre hoy en un artículo en Página 12 (“Bancos extranjeros vs. Vicentín: “la mayor estafa financiera internacional
Volviendo al artículo de Bloomberg, el pedido de transferencias electrónicas no se agota en las cursadas por Vicentin y las otras sociedades del grupo, incluyendo las extranjeras, también comprende a las hechas en forma personal por los miembros de las familias controlantes de Vicentín, los Nardelli, los Padoan, los miembros del tronco originario Vicentin y otras.
Es interesante que Bloomberg, en su artículo, también se ocupa de la posible expropiación de Vicentin. Dice el artículo de Bloomberg Si se prueba que Vicentín desvió fondos ilegalmente, eso impulsaría el plan del gobierno argentino de expropiar la compañía
Obsérvese que Bloomberg no dice en su artículo ni una palabra de la “propiedad privada” porque es claro que está hablando de una estafa contra los bancos internacionales. Obviamente –en mi opinión- a los Bancos les conviene mucho más la garantía del Estado Nacional como expropiante de Vicentín, que ingresar ellos en la ciénaga judicial de un concurso de acreedores que a lo mejor dure cinco años, donde estarán sometidos a “quitas” y esperas que, en el caso de una expropiación, no existirían.
Bloomberg no habla en su artículo de “atropello a la propiedad privada”, ni menciona un paralelo con Venezuela, ni alerta sobre una amenaza comunista… nada de eso. Bloomberg habla de estafa, y señala como estafadores a … los que aquí Juntos por el Cambio expone como “mártires” frente a la “avanzada chavista” y el “rebrote del comunismo”. Pavadas que, sin proponérselo, Bloomberg, de manera indirecta, desenmascara.
Al contrario de lo que piensan los dirigentes de Juntos por el Cambio, para Bloomberg, es mucho más importante la propiedad privada de los Bancos Extranjeros que la propiedad privada de la gran familia Vicentin.
Dice Dellatorre al finalizar su artículo “El grupo Vicentín no goza de la misma protección en Nueva York que la que tiene en su “pago chico”, las localidades de Reconquista y Avellaneda. El comité que conforman el CFI, Natixis Credit Agricole, FMO y Rabobank, y el ING amenazan sobrepasar el dique defensivo que hasta ahora impuso el juez a cargo del concurso de acreedores, y así convertirse en el enemigo más incómodo para Vicentín.”
Vicentin es un caso complejísimo, que la oposición ha expuesto con un marcado reduccionismo, desentendiéndose de los intereses de los estafados por los controlantes de Vicentín, y actuando exclusivamente en virtud de estrechos y subalternos intereses políticos.
No es cierto que les interese la propiedad privada.
Entre la propiedad privada de los estafadores y la propiedad privada de los estafados ellos elijen la propiedad privada de los estafadores y defraudan a los estafados.
Va a haber que seguir con atención la evolución del caso, pero mirando todo el tablero” .
Hay tres acciones judiciales en curso en la Argentina, y una en Nueva York. Esto, recién comienza.

(*) Abogado (UBA) e Ingeniero Quimico (Universidad Nacional de la Patagonia S. J. Bosco)

Fuente: https://infoydata.com/


Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI