La pandemia su mensaje, lo que nos muestra y no nos dice

Escribe Hernan Colombo

La pandemia su mensaje, lo que nos muestra y no nos dice


La pandemia está obligando a los estados neoliberales a modificar sus lógicas de mercado, dejar de atender lo económico-financiero, como en el 2008, con la crisis de las hipotecas,  los recursos del Estado levantaron los bancos y hundieron a las personas, estas perdieron en algunos casos sus jubilaciones, casas, trabajo, y quedaron endeudadas de por vida.
En esos días mientras que el Papa dijo rezaré por los habitantes de EEUU, Trump dijo,  rezaré  por el mercado.
 La salud pública privatizada, y destruida, total el mercado asignaba, respiradores y camas, con la desjerarquización de la salud, de ministerio a secretaría, se desfinanciaron todos los hospitales públicos, en fin es hasta doloroso seguir con este inventario (será por la culpa de pertenecer a una sociedad que permitió esto). En el libro de Maldad Líquida de Zygmunt  Bauman y Leonidas Donskis,  menciona a Karl  Jasper, filósofo alemán, que hablo de las 4 culpas del pueblo alemán luego de la segunda guerra mundial, tendremos que hacernos cargo en el mundo por equivocarnos  tanto como sociedad.
Ahora el país decide que lo primero es la vida de las personas, su salud y manutención con políticas activas para ello, asignaciones directas e indirectas etc. En primer lugar con los sectores más deprimidos, jubilados con la mínima, es el 60% de los mismos, y así va subiendo sus subsidiaridad en la sociedad.
Se está democratizando al Estado, alejándonos de lo neoliberal, cultura muy arraigada en nuestra sociedad desde la clase media, por excelencia desde el golpe de Estado de 1976  hasta la fecha 33 años de esta política económica  y sólo 12 años de intentar un Estado popular. Todavía ese sentido común está enraizado en nuestro pueblo.
Mientras Trump, Bolsonaro, Boris Johson, Chile, Colombia, Perú, se resisten a tomar medidas activas por fuera del mercado, a pesar de que la pandemia los está infectando y matando a sus sociedades, prefieren que el virus mate a que el mercado sea monitoreado por los estados, todos piensan y dicen que estos países demoraron en darse cuenta de lo que había que hacer, digo demoraron en cambiar la lógica del mercado que arrastraban.  En Europa los países como España y Italia, están sufriendo sus políticas neoliberales, que desmantelaron a la salud pública,  también le está  costando despegarse del Mercado que lo puede Todo, tardaron de asumir el rol del Estado que no se puede delegar, experiencia dolorosa por cierto.
Por lo tanto a la pandemia sólo se la puede  responder únicamente de  un Estado subordinado a la vida y con políticas sociales justas y activas.
Termino diciendo la pandemia es más contundente para volver luego a las políticas sociales más justas en algunos países donde el neoliberalismo se estaba reacomodando lo destronó, dolor, pandemia, pérdidas humanas, todo estos inhumano nos vuelve a dar una oportunidad que regresemos a poner el eje en la vida.
“Despatriarcalizarlo al Estado”. Siguiendo la línea de arriba, darnos cuenta de lo que significó el neoliberalismo, en base a dolorosa experiencia propia , no nos ilumina con la verdadera salida, dijimos que nuestro “Sentido Común” está casi intacto,  la salida para adelante puede tener muchas direcciones, más democracia o autoritarismo (siempre el enano fascista, está ahí)  La democracia es “paradojal” como dice García Linera, estamos en cuarentena total, en la etapa más difícil, que es cuando el virus empieza a circular el libre albedrió, es casi un imposible, somos una sociedad, que convivió más con la violencia desde el Estado que desde el derecho y los deberes. El estado casi represor se está instalando por la movilidad de la sociedad que rompe la cuarentena, por lo que está en juego, algunos piden penas carcelarias de muchos años, otros directamente hacen piquetes para parar lo que ellos creen deben parar, y el famoso pedido Mano Dura, frente a una sociedad autoritaria, que necesita el “pater”, si es con botas mejor.
El psicoanalista Jorge Alemán establecido en Madrid, plantea, que al final de estos procesos se puede salir a partir de una cultura enano fascista pidiendo un Estado fuerte,  o una democracia participativa, renovada y popular.
Termino diciendo como dice G. Linera la democracia es paradojal      
Como decimos desde nuestros dichos folcloristas: hablando de las riendas del sulqui,  “hay que tirar para que no afloje y hay que aflojar para que no se corte, esto último lo dice el amigo Clemente de la puna jujeña).
En lo estratégico que debemos hacer, entre otras acciones, es encolumnarnos, acompañar, ser retaguardia de los movimientos sociales feministas para aprovechar sus claridades e impulsos, demandas y propuestas que mejorarán y o cambiarán el funcionamiento burocrático del Estado actual.
“Proceso de reforma democrática de perspectivas feministas, implica el paso de una gobernanza a una gobernanza democrática”.
Por Hernan Colombo dirigente peronista de Catamarca 
Fuente: Tucumanhoy.com

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © Metropolitana 93.5 | La Autentica | Tucumán. Designed by ORUASI OddThemes | Distributed By ORUASI